El evento reunió a más de 30 bodegas de vinos californianos entre ellas Riviera Wines, Vinology, Vinoteca, Baja Wines, Cepas antiguas, La Castellana, Great Fine Wines, Emeritus Vineyards, Ordaz Family Wines, Oak Rodge Winery.

Ciudad de México, 14 de febrero (SinEmbargo).- Este 11 de febrero se realizó con éxito el Grand Tasting California Wines en la Ciudad de México con propuestas interesantes de diversas etiquteas. El evento reunió a más de 30 bodegas de vinos californianos entre ellas Riviera Wines, Vinology, Vinoteca, Baja Wines, Cepas antiguas, La Castellana, Great Fine Wines, Emeritus Vineyards, Ordaz Family Wines, Oak Rodge Winery.

A continuación te compartimos tres bodegas y sus respectivos vinos que llamaron nuestra atención.

FETZER VINEYARDS

Esta es una bodega ubicada en Mendocino, California, que pertenece al grupo Concha y Toro. Fetzer Vineyards se fundó en 1968 y desde ese momento inició con practicas de sustentabilidad. Entre sus marcas encontramos Bonterra, un vino orgánico del que podemos encontrar un Chardonnay muy fresco, frutal y con un aroma muy suave, y un cabernet sauvignon.

Además cuentan con 1000 stories, un vino cuyo nombre se inspira en las mil historias que formaron a Estados Unidos, su icono es un zinfandel que se caracteriza porque un porcentaje del vino usado pasa por barrica de bourbon. El diseño de su etiqueta incluye un bisonte, un animal muy popular en Estados Unidos, ya que un porcentaje de las ventas de 1000 stories se destinan a fundaciones  dedicadas a preservar al bisonte.

Bonterra es un vino orgánico. Fotos: Mundano

DRY CREEK VINEYARD

Esta bodega se fundó en 1972 y se convirtió en la primera en establecerse en el Valle de Dry Creek después de la prohibición. Antes de que esta bodega se estableciera nadie comerciaba vino en el valle, había primordialmente huertos de fruta; tras convertirse en la primera bodega tambíen se convirtieron en los primeros en plantar sauvignon blanc en el área.

Dry Creek Vineyard cuenta con Sauvignon Blanc – Musqué, dos Zinfandel, uno de ellos es el resultado de un proyecto que el fundador de la bodega inició en el año 1982 con el objetivo de preservar los viñedos de 50 años que ya estaban siendo sustituidos para plantar cepas más populares, así que él tomó partes de esas plantas y las injerto en una raíz joven para tener un vino joven que se expresa en boca como si tuviera mayor madurez.

Destaca el diseño de sus etiquetas en el que muestran veleros y mar por ser la pasión de la familia, además muestran información detallada del vino.

El diseño de las etiquetas muestra a un velero. Fotos: Mundano

LEAPING HORSE

En estos viñedos se trabaja con una viticultura sostenible, por lo que se practica la reducción de cultivos, la eliminación de hojas y el riego por goteo para mejorar la calidad e intensidad de los sabores. Esta bodega tiene un Chardonnay de un tono pálido con toques cítricos a a manzanas verdes, peras. Un Merlot y Cabernet Sauvignon cien por ciento con matices rojo púrpura que en boca presenta sabores a cereza, arándano y notas de vainilla, es un vino suave.

Leaping Horse. Foto: Mundano