Foto: Facebook vía Red no Están Solas.

Foto: Facebook vía Red no Están Solas.

Ciudad de México, 14 de mayo (SinEmbargo).– Estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y grupos feministas denunciaron en una carta abierta “la violencia física y psicológica, el acoso sexual y las amenazas” que tres de sus compañeras han vivido por parte de un estudiante de Administración en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de nombre Juan Carlos Sosa Ramírez, quien dijeron enfrenta al menos un proceso penal.

En la misiva dirigida a la comunidad estudiantil y académica, las firmantes urgieron proteger a las estudiantes ante futuros ataques del mismo agresor que aún asiste a la Facultad para concluir sus estudios de Licenciatura. Asimismo denunciaron la omisión por parte de las autoridades universitarias que desacreditaron las versiones de las estudiantes.

“Es inaceptable que un miembro de la universidad ejerza violencia contra otras estudiantes y siga impune; tampoco es admisible que continúe realizando algún tipo de labor académica dentro de nuestras aulas o en cualquier ámbito de la UNAM. No podemos permitir que nuestra universidad se convierta en un lugar que tolere este tipo de conductas”, denunciaron en la carta.

Según se dio a conocer, en septiembre de 2013 las tres alumnas de la UNAM, dos de licenciatura de Administración Pública y una de Ciencias de la Comunicación, hicieron entrega de tres escritos a la Unidad Jurídica de la Facultad donde dan cuenta de una demanda penal ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) contra el agresor por lo que demandaron medidas precautorias para su seguridad e integridad dentro de las instalaciones universitarias.

Sin embargo, dijeron que las autoridades de la UNAM fueron omisas en sus peticiones. “Las autoridades de la UNAM son cómplices de las agresores porque ocultan esta situación y desacreditan la voz de las mujeres denunciantes con el objeto de mantener su prestigio como casa de estudios”, dice un panfleto difundido por la Red No Están Solas, una de las firmantes de la cartas.

Las activistas y estudiantes que se solidarizaron con las tres jóvenes recordaron que este no es un caso aislado. Recordaron que en octubre del año pasado se registró un caso en la Escuela Nacional Preparatoria 9 donde una menor padeció el acoso sexual perpetrado por un profesor de la asignatura de Física. En este caso la UNAM negó en su mayoría la recomendación 45/2013 realizada por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En este caso la UNAM rechazó que haya ocultado el caso de una alumna que fue víctima de agresiones físicas y abuso sexual por parte de un profesor, como acusó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Incluso el rector de la Máxima Casa de Estudios del país, el doctor José Narro Robles, dijo: “Hubo alguna intención de lastimar a la Universidad Nacional Autónoma de México y a su comunidad”.

En la carta además se dio cuenta de una denuncia pública realizada en junio de 2011, la cual evidenció la violencia y acosos de un profesor en la Facultad de Filosofía y Letras en la misma universidad.

“Consideramos que la formación académica trasciende las aulas y, por lo tanto, quienes forman parte de ella deben mostrar los valores y generar las condiciones necesarias que permitan a los y las alumnas a construir conocimiento bajo un clima relacional garante de su seguridad; además deben ser conscientes de su responsabilidades que afectan a la comunidad universitaria en su conjunto, en esferas tanto públicas como privadas”, señalaron las activistas y estudiantes.

En este contexto, exigieron a las autoridades universitarias las siguientes peticiones:

1. La expulsión definitiva del estudiante Juan Carlos Sosa Ramírez de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México;
2. Que se garantice la integridad personal para las afectadas;
3. La implementación de un sistema de investigación, formación estadística y de transparencia en cuanto a las denuncias y su acceso a la justicia;
4. Que se establezcan protocolos y reglamentaciones que sancionen a los agresores y protejan a las víctimas, y cumplan con el derecho de petición;
5. La instauración de instancias especializadas con perspectiva de género que no re-victimicen a las personas afectadas;
6. Alto a la violencia institucional ejercida contra las mujeres universitarias que se atreven a denunciar;
7. Exigimos acciones contundentes, y ágiles que sancionen a todo agresor;
8. Repudiamos el ocultamiento, la retención de los casos y la desacreditación de las denuncias por parte de las autoridades competentes;
9. Exigimos la creación de un “Observatorio universitario de violencia de género en la UNAM”.