Al salir los vecinos de sus casas, los delincuentes armados huyeron del lugar; la mujer resultó con heridas en la cabeza, mismas que las produjeron los plagiarios, quienes se llevaron el vehículo de la víctima.

Personal de la Antisecuestros y Fuerza Coahuila tomaron conocimiento de lo ocurrido para poder tratar e identificar a los responsables, mientras se realizaban patrullajes en la búsqueda del vehículo. Foto: Ulises Martínez/Vanguardia

Personal de la Antisecuestros y Fuerza Coahuila tomaron conocimiento de lo ocurrido para poder tratar e identificar a los responsables, mientras se realizaban patrullajes en la búsqueda del vehículo. Foto: Ulises Martínez/Vanguardia

Ciudad de México, 14 mayo (SinEmbargo/Vanguardia).- Sonaba el claxon de su auto en repetidas ocasiones y de manera insistente evitó que un comando armado de aproximadamente 10 personas a bordo de 2 vehículos secuestraran a una mujer, pues el ruido alertó a los vecinos que salieron para averiguar lo que ocurría al exterior.

Al salir los vecinos de sus casas, los delincuentes armados huyeron del lugar; la mujer resultó con heridas en la cabeza, mismas que las produjeron los plagiarios, quienes se llevaron el vehículo de la víctima.

Elementos de Fuerza Coahuila y personal de la Policía Municipal acudieron a Pedro Fuentes 436 en el fraccionamiento Urdiñola, donde se encontraba lesionada en la cabeza Brenda Jazmín Prado, de 39 años.

La mujer vivió momentos de miedo y angustia al ya estar a punto de llegar a su domicilio en la dirección mencionada, pues un automóvil Volkswagen Jetta y una camioneta color plata le cerraron el paso entre Castelar y Pérez Treviño.

De los vehículos salieron aproximadamente 10 hombres armados cubiertos del rostro, la amenazaron y con las armas quebraron el cristal de su auto Chevrolet Cruze, para luego intentar llevársela del lugar.

Brenda, quien se dedica a las bienes raíces, comenzó a sonar el claxon de su auto lo que creó mucho ruido y los vecinos salieron de las casas para ver qué ocurría, haciendo que los delincuentes se regresaran a los autos en los que llegaron.

Antes de subirse a los vehículos, los delincuentes golpearon a la mujer en la cabeza y la bajaron del carro; a ella no se le llevaron, pero sí a su Chevrolet Cruze color blanco, el cual fue reportado robado de manera inmediata.

Personal de la Antisecuestros y Fuerza Coahuila tomaron conocimiento de lo ocurrido para poder tratar e identificar a los responsables, mientras se realizaban patrullajes en la búsqueda del vehículo.

Fueron los oficiales de la Policía Municipal que lograron ubicar el carro en la calle sin pavimentar Mezquite, de la colonia Libertad “El Puente”, donde personal de Robos de la PGJE recabó huellas del auto.

Brenda se quedó en su domicilio y fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja, quienes la revisaron de sus lesiones. Ella decidió permanecer en el lugar manifestado que posteriormente iría con su familia al hospital.