El Juzgado Octavo de Distrito argumentó que dentro de las facultades del Presidente no existe posibilidad constitucional ni legal para dejar sin efecto, abrogar o derogar las disposiciones constitucionales. 

Además, la autoridad judicial determinó que el memorándum es “un documento infra legal”, y que por tanto, su contenido “podría violar los derechos fundamentales a la educación, la legalidad jurídica y la supremacía constitucional”.

Ciudad de México, 14 de mayo (SinEmbargo).- El Juzgado Octavo de Distrito de Ciudad de México concedió al Partido Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados una suspensión provisional contra el memorándum que el Presidente Andrés Manuel López Obrador expidió el pasado 16 de abril para dejar sin efecto la Reforma Educativa de 2013.

De acuerdo con medios nacionales, el juzgado argumentó que dentro de las facultades del Presidente no existe posibilidad constitucional ni legal para dejar sin efecto, abrogar o derogar las disposiciones de la Carta Magna, por medio de “un documento unilateral y subjetivo”.

Según la información disponible, la autoridad judicial determinó que el memorándum es “un documento infra legal, que no está expedido por el Constituyente Permanente”, y que por tanto, su contenido “podría violar los derechos fundamentales a la educación, la legalidad jurídica y la supremacía constitucional”.

La perredista Verónica Juárez presentó el pasado 6 de mayo una demanda de amparo contra la instrucción del mandatario. El amparo fue admitido y mientras se lleva a cabo el proceso, se concedió la suspensión provisional.

Para el 20 de mayo, la Audiencia Incidental será citada para determinar si la suspensión fue correctamente concedida. Será el 24 de junio cuando tendrá lugar la Audiencia Constitucional para decidir si se otorga el amparo definitivo.

AMLO FIRMA MEMORÁNDUM; CNDH PIDE RECTIFICAR 

El pasado 16 de abril fue el día en que el Presidente firmó el memorándum dirigido a la Secretaría de Gobernación (Segob), a la Secretaría de Educación Pública (SEP), y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) “para detener y dejar sin efecto” la Reforma Educativa.

El documento recomienda, entre otras cosas, que la nómina de los maestros quedará en control del Estado, que se reinstalará a los docentes despedidos y que se realicen las diligencias necesarias para liberar a los maestros y luchadores sociales aún presos por su oposición a esta ley.

En el memorándum, AMLO recomienda:

*A la SEP le pide garantizar que la educación sea obligatoria, laica, pluricultural, de calidad y gratuita en todos los niveles de escolaridad en tanto se alcanza un consenso entre el Congreso de la Unión, los trabajadores de la educación y la sociedad. Además, la SEP será quien administre las plazas magisteriales.

*A la SHCP le pide que tome el control de la nómina del sector educativo y que impida “prácticas patrimonialistas, ‘aviadores’ y cualquier otra forma de corrupción”.  

*A la Segob le instruye realizar “las diligencias y acciones necesarias para poner en libertad a la brevedad a maestros y luchadores sociales que todavía se encuentren en prisión por haberse opuesto a la susodicha reforma o por haber participado en otras causas sociales justas”.

Derivado de esto, dos días después la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a López Obrador a rectificar la firma del memorándum.

El organismo destacó que la instrucción dada por el mandatario “genera el riesgo de que se produzcan vulneraciones mayores a los derechos de niñas, niños y adolescentes”.

Además, “las autoridades estarían actuando al margen o fuera de las normas, dejando sin efecto garantías institucionales”, aseguró el organismo.