En EU más de 2.9 millones de personas solicitaron la semana pasada el subsidio por desempleo, con lo que ya son unos 37 millones los que han pedido ese beneficio en las últimas siete semanas.

Ayer, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, afirmó que la recuperación de la economía estadounidense por la crisis del coronavirus será lenta y que no se plantea tipos de interés negativos.

Madrid, 14 de mayo (EFE).- Las principales bolsas europeas han bajado este jueves ante el aumento del desempleo en Estados Unidos y el temor a que la recuperación económica tarde en llegar más de lo esperado.

Londres ha caído un 2.75 por ciento; Fráncfort, un 1.95; Milán, un 1.84; París, un 1.65; y Madrid, un 1.29 por ciento.

El índice Eurostoxx50, que agrupa a las 50 empresas de mayor capitalización en la zona del euro, ha bajado un 1.99 por ciento.

El descenso de las plazas europeas se ha visto influido desde primera hora por la caída de cerca del 2 por ciento de Wall Street el miércoles después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, comentara que la recuperación de la economía estadounidense por la crisis del coronavirus será lenta y que no se plantea tipos de interés negativos.

Además, influían en la caída las pérdidas de las plazas asiáticas esta jornada: Tokio ha bajado el 1.74; Hong Kong, el 1.45; y Shanghái, el 0.96 por ciento.

En EU, la situación de la economía sigue mostrando el impacto de la expansión del coronavirus. Más de 2.9 millones de personas solicitaron la semana pasada el subsidio por desempleo, con lo que ya son unos 37 millones los que han pedido ese beneficio en las últimas siete semanas.

Estos malos datos se han trasladado al ánimo de los inversores y, a la hora de cierre de los mercados en Europa, el índice Dow Jones de Industriales bajaba un 0.23; el Standard and Poor’s caía un 0.62 y el Nasdaq retrocedía un 0.93 por ciento.

El barril del crudo Brent para entrega en julio subía el 3.53 por ciento en el mercado de futuros de Londres y el West Texas Intermediate (WTI) recuperaba el 2.81 por ciento después de las previsiones al alza de la demanda mundial de petróleo.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado este jueves al alza las previsiones que había hecho hace un mes sobre la demanda mundial de petróleo, aunque, a pesar de todo, calcula que en el conjunto del año caerá el 8.6 por ciento respecto a 2019.

El euro bajaba y se cambiaba a 1.0797 dólares.