El Barzón denunció que “existen elementos suficientes para considerar que el asesinato de los dos barzonistas se cometió en represalia de las denuncias” en materia agraria que había realizado Ramón Hernández Nevárez, líder agrario. Y señaló que el homicidio se da luego de que se puso en libertad a una persona detenida durante un operativo que las autoridades realizaron luego de que las víctimas denunciaron amenazas en su contra.

Ciudad de México, 14 de junio (SinEmbargo).- Dos integrantes de El Barzón Chihuahua, Ramón Hernández Nevárez y su hijo Anselmo Hernández Andujo, fueron asesinados ayer en esa entidad. Ramón Nevárez era líder agrario en su comunidad, y había encabezado demandas y denuncias en materia agraria. También en los últimos años se sumó a la lucha de la defensa del agua en la Cuenca Hidrológica del Río del Carmen y denunció el control de grupos armados en la región.

En un comunicado, El Barzón denunció que Ramón Hernández y su familia habían recibido amenazas semanas atrás, las cuales fueron denunciadas antes las autoridades por lo que se llevó a cabo un operativo que dejó un detenido y el aseguramiento de armas y equipo táctico.

La organización detalló que Ramón y Anselmo fueron asesinados cuando circulaban por el kilómetro 60 de la Carretera Santa Clara – Flores Magón, en el municipio de Namiquipa, Chihuahua.

La Fiscalía de la entidad informó que los cuerpos de las víctimas fueron localizados la noche de ayer miércoles en la comunidad de Santa Clara, municipio de Namiquipa.

Acusó que “existen elementos suficientes para considerar que el asesinato de los dos barzonistas se cometió en represalia de las denuncias” en materia agraria que había realizado Ramón Nevárez. Y señaló que el homicidio se da luego de que se puso en libertad a la persona detenida durante el operativo previo.

Tras ese operativo realizado el 23 de mayo, la Fiscalía informó que “una orden de cateo en la que participaron agentes del Ministerio Público, elementos de la Agencia Estatal de Investigación y de la Comisión Estatal de Seguridad en la localidad San Gerónimo, municipio de Namiquipa, se aseguró: equipo táctico, armas de fuego, dos pick ups y se detuvo a una persona”.

Sin embargo, dice El Barzón, se tiene información de que el detenido había sido liberado y que se desconoce si estuvo vinculado o no a proceso por las armas que le fueron aseguradas.

El Barzón lamentó que “el crimen organizado siga operando con entera libertad e incluso controlando diversas zonas de la entidad”.

Exigió una investigación oportuna, exhaustiva, imparcial y con la debida diligencia para esclarecer los hechos y sancionar a los responsables, así como que se garantice la seguridad en la región y la presencia permanente de las fuerzas de seguridad pública para proteger a las personas que ahí se encuentran.

Finalmente, también demandaron que “se investigue la actuación de jueces federales que en este y otros casos han puesto en libertad a delincuentes”.

El Fiscal General del Estado, César Peniche Espejel, informó que trabajan de “manera intensa” para esclarecer el homicidio de dos integrantes de El Barzón.

“Lamentamos profundamente esta pérdida, reiteramos el compromiso de investigar, como en todos los casos, a fin de capturar el o los responsables de este hecho. En la averiguación se han integrado informes y entrevistas de miembros de la comunidad, las cuales vamos a considerar y corroborar”, expresó.

Además, Peniche Espejel aseguró que la Fiscalía no tiene denuncia previa de las víctimas por el delito de amenazas; incluso, añadió, se pudo constatar que ellos no contaban con medidas cautelares o servicio de escoltas.