Este martes, miembros del gabinete del Presidente Andrés Manuel López Obrador se reunirá con organismos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como Acnur y Unicef, y también con Guatemala, Honduras y El Salvador, a fin de implementar el Plan de Desarrollo para Centroamérica.

Ciudad de México, 14 de junio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este viernes que en caso de ser necesario, México dará la nacionalidad mexicana a niños migrantes.

Durante su conferencia de prensa matutina, al mandatario aseveró que si es necesario a los niños migrantes “los hacemos mexicanos, el humanismo está por encima de la frontera”.

“En la mañana estuvo la directora del DIF en la reunión y se va a dedicar a atender a los niños migrantes, esa es la instrucción que han recibido tanto en la frontera norte como en el sur, y si es necesario los abrazamos, los protegemos y los hacemos mexicanos, el humanismo está por encima de la frontera”, aseguró el tabasqueño.

López Obrador indicó este viernes que se dará todo el apoyo a los niños migrantes desde el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

También los gobernadores de los sureños estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Campeche y Tabasco, respaldaron al presidente en este sentido. Todos calificaron el plan migratorio como innovador.

El gobernador del estado de Veracruz, Cuitláhuac García, aseguró que colaborarán “en esta estrategia innovadora de permitir que exista también un desarrollo económico alrededor de la migración”.

Este martes, el Ejecutivo se reunirá con organismos de la ONU como Acnur y Unicef, y también con Guatemala, Honduras y El Salvador, a fin de implementar el Plan de Desarrollo para Centroamérica.

Convencido todavía, y pese a estas nuevas medidas en seguridad en la frontera, que atender las causas del fenómeno es la única solución a corto y largo plazo.

Ampliando su mirada hacia el resto del mundo, Ebrard denunció este viernes que México no merece estar solo ante el problema migratorio.

“Pedimos que participen las Naciones Unidas. No es un tema de México, ni del Salvador, Guatemala u Honduras. Es uno de los flujos migratorios más grandes del mundo”, remarcó el canciller.

Además, dijo que “extrañó muchas voces” -en el plano internacional- cuando hubo “las presiones más álgidas por las tarifas” por parte de Estados Unidos a inicios de junio.

Tras días de incertidumbre, el Gobierno de México concretó este viernes sus acciones para frenar el flujo migratorio y contentar a Estados Unidos confirmando el despliegue de seis mil efectivos de la Guardia Nacional en la frontera sur para el 18 de junio y la contratación de 825 nuevos agentes migratorios.

De este modo se busca avanzar con un plan migratorio que este mismo viernes recibió el respaldo de los gobiernos estatales del sur del país.

Para oficializar su apoyo, los gobernadores de Campeche, Chiapas, Tabasco, Oaxaca y Veracruz estuvieron presentes este viernes en Palacio Nacional escoltando al Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y al canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

– Con información de EFE