Ante la omisión de la Segob  para la entrega de la información, el INAI revocó su respuesta y solicitó realizar una nueva búsqueda en todas las unidades administrativas competentes para entregar el informe solicitado.

Ciudad de México, 14 junio (SinEmbargo).-  El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) solicitó a la Secretaría de Gobernación (Segob) dar a conocer el monto económico destinado a la construcción del memorial de Tlahuelilpan, Hidalgo.

El INAI señaló que aunque la Segob no es la la ejecutora de la obra, es quien da dado el seguimiento a ésta, razón por la cual se conducen a ella para obtener la información respecto de las decisiones que toman las instituciones públicas, tales como la asignación de recursos.

“La Secretaría de Gobernación(…), es la que ha dado cauce y seguimiento de parte del Poder Ejecutivo Federal, para que esa obra se cristalice y no se quede en promesa incumplida”, apuntó Francisco Javier Acuña Llamas, Comisionado Presidente del INA, al presentar el asunto en el pleno.

A través de la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, la Segob señaló que no cuenta con la información solicitada al respecto de la erogación de recursos públicos asignados.

Respuesta que ocasionó que el solicitante presentara un recurso de revisión ante el INAI, argumentando que la Subsecretaría de Gobernación, Diana Álvarez, ha proporcionado en ocasiones anteriores información del dicha obra.

A raíz de ello, Acuña Llamas realizó una búsqueda de información pública en el portal electrónico de la dependencia de gobierno en donde localizó datos que apuntan que la Segob no realizó la compra del predio, donde se llevara a cabo la construcción del memorial, sin embargo fue quien gestionó la compra.

Debido a lo anterior, el INAI revocó la respuesta de la Segob y pidió realizar una nueva búsqueda en todas las unidades administrativas competentes para entregar la información solicitada.

“El INAI debe ser un recondutor de una experiencia fallida, cuando un ciudadano tropieza con una barrera de negación, como en este caso, acudiendo a la inexistencia, de algo que, por supuesto, no era inexistente”, señaló el Comisionado Presidente del Instituto.