Unión Europea aprueba certificado COVID para reactivar el turismo

14/06/2021 - 9:24 am

El certificado de la UE es válido para 27 países y podrían sumarse Noruega y Suiza, que están en fase de prueba. Tiene la forma de un código QR y puede ser electrónico, tendrá vigencia de 12 meses a partir del 1 de julio.

Bruselas, 14 jun (EFE).- Viajar de forma sencilla y “con más seguridad” por la Unión Europea (UE) es ya casi una realidad tras la promulgación este lunes del certificado digital europeo de la COVID-19, que va a facilitar los desplazamientos en puertas de la segunda temporada de verano en pandemia.

Un documento que, pese a no ser un pasaporte, va a permitir avanzar en recuperar “una Europa sin barreras”.

Ese es, al menos, el mensaje que lanzaron hoy los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Parlamento Europeo, David Sassoli, junto al primer ministro portugués Antònio Costa, cuyo país ostenta la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea, tras la firma por los dos segundos de la promulgación del certificado COVID digital en una sobria y reducida ceremonia en la Eurocámara.

Testigos del momento fueron el comisario de Justicia, Didier Reynders; el negociador por parte del Parlamento, el español Juan Fernando López Aguilar, y el embajador permanente de Portugal ante las instituciones, Nuno Brito; todos inmortalizaron este “gran logro” del que estar “orgullosos” posando ante las cámaras, con mascarillas.

Los turistas europeos podrán desplazarse sin restricciones a partir de julio. Foto: Tony Da Silva, EFE

El certificado facilitará la vida de los ciudadanos y les ayudará a moverse por la Unión Europea, sea por motivos laborales, familiares o por ocio, además de contribuir al levantamiento gradual de las restricciones.

“La Europa que todos conocemos y que todos queremos recuperar es una Europa sin barreras”, afirmaron Von der Leyen, Sassoli y Costa en su declaración conjunta, en la que coincidieron en que el certificado “permitirá de nuevo a los ciudadanos disfrutar del más tangible y preciado de los derechos de la UE: el derecho a la libre circulación”. Convertido en ley hoy, el documento “nos permitirá viajar con más seguridad este verano”, subrayaron los tres, al reafirmar que hoy “prevalece una Europa abierta”.

Y lo que es más importante, aún si cabe: el certificado digital COVID es “un símbolo de lo que representa Europa, de una Europa que no flaquea cuando se le pone a prueba” y que “se une y crece cuando se enfrenta a los retos”, subrayaron Von der Leyen, Sassoli y Costa, al destacar que el acuerdo entre las instituciones se alcanzó “en el tiempo récord de 62 días”.

Mientras llegaba el acuerdo, paralelamente, se fue construyendo “la espina dorsal técnica del sistema, la pasarela de la UE, que está en funcionamiento desde el 1 de junio”, señalaron.

Hay países, como España, que se han adelantado para facilitar su uso. Foto: Tony Da Silva, EFE

Fruto de unas negociaciones en tiempo récord, que en ocasiones fueron complicadas entre el Parlamento y el Consejo, que representa a los gobiernos, el certificado fue una idea original de Grecia, país turístico por excelencia, al igual que España, Italia o Portugal.

Tras la firma de hoy, ya solo queda su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea antes de su entrada en vigor el 1 de julio, aunque ya hay países, como España, que se han adelantado para facilitar su uso.

Los Estados se reservan la capacidad de imponer medidas adicionales, pero deberán ser proporcionadas y solo aplicarse en caso de que la situación sanitaria lo requiera, además deberán informar sobre qué medidas prevén para quienes entran en su territorio, los motivos que las justifican, su alcance y su duración.

¿CÓMO FUNCIONA EL CERTIFICADO DE LA COVID-19?

Con ese documento, que es gratuito y lo emiten las autoridades nacionales, el titular puede demostrar que ha sido vacunado contra la COVID, tuvo un resultado negativo en la prueba de coronavirus -tanto PCR como de antígenos- o se recuperó de un contagio en los últimos seis meses.

El certificado tiene la forma de un código QR y puede ser electrónico -para llevar en el teléfono inteligente o en la tableta- o se puede descargar y llevar impreso cuando se viaja.

Va a estar en funcionamiento durante 12 meses a contar desde el 1 de julio, que es su entrada en vigor oficial, aunque se ha adelantado en algunos países, como España.

Es válido para los 27 países de la UE, así como Islandia y Liechtenstein, y podrían sumarse Noruega y Suiza, que están en fase de prueba.

Se puede viajar sin certificado, pero en ese caso el pasajero debe acatar los requisitos o restricciones nacionales y someterse, por ejemplo, a cuarentenas, pruebas a la llegada u otras medidas.

MÁS FACILIDADES PARA VIAJAR

Para facilitar aún más la movilidad de cara al verano, el pasado viernes los países de la Unión aprobaron nuevas reglas, entre ellas eximir a los hijos de padres vacunados de hacer cuarentena cuando viajen de un país a otro o que los menores de 12 años estén exentos de hacer pruebas de la COVID-19.

Las nuevas reglas incluyen también que las personas totalmente vacunadas que posean certificados de vacunación o que hayan pasado la enfermedad queden exentas de las pruebas de detección del virus o de la cuarentena, 14 días después de haber recibido la última dosis.