El pasado 9 de julio, Grupo México, la minera más grande del país, vertió accidentalmente 3 mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, componente químico altamente corrosivo que se utiliza para separar el cobre del mineral común, que en concentraciones de entre 5 por ciento y 15 por ciento causa irritación en la piel y ojos, y superiores a ese rango provoca quemaduras.

La Profepa inició un procedimiento de inspección del derrame por válvulas de Grupo México. Anunció que la empresa de Germán Larrea tiene un plazo de cinco días pueda formular otras manifestaciones al respecto y precisó que por los hechos se levantó un acta y se inspeccionó el lugar para investigar la posible existencia de daños.

Ciudad de México, 14 de julio (Infobae).– Este fin de semana, bañistas reportaron la muerte de una tortuga Caguama marina en la playa San Francisco de San Carlos, en Guaymas, Sonora; la cual atribuyeron al derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico ocasionado por Grupo México en el Mar de Cortés.

En un video de Proyecto Puente y publicado en redes sociales por el Diputado local Carlos Navarrete Aguirre, se narra que algunos bañistas sacaron del mar a la tortuga hinchada, debido a que estaba moribunda. También aseguraron haber encontrado varios peces muertos.

Quien realiza la denuncia a través del video, aseguró que la muerte de estos animales marinos se debe al derrame ocurrido hace unos días.

Carlos Navarrete, del partido Encuentro Social, insistió que se le debe retirar la concesión al Grupo México sobre la explotación de los recursos naturales y responsabilizó a la empresa por la muerte de la tortuga.

En su muro de Facebook, el congresista local publicó videos y fotografías de la agonía del animal al tiempo que escribió “Muere la primera tortuga marina en la Playa San Francisco de San Carlos, Guaymas. Grupo México derramó miles de litros de ácido sulfúrico al Mar de Cortés el martes 9 de julio. Esto no quedará impune, queremos y exigimos la cancelación de la concesión al grupo tóxico de Germán Larrea Motavelasco”.

Y continuó: “Está acabando con nuestro entorno. Destruye cerros, montañas, contamina nuestros ríos, el mar, nuestro ambiente, nos provoca enfermedades, nos mata de cáncer y mata toda clase de especies animales”.

“Por eso, en mi representación como secretario de la Comisión de Energía, de Medio Ambiente y Cambio Climático en el Congreso de Sonora, exijo que se retire la concesión de explotación de nuestros recursos naturales a Grupo México, el mayor depredador del mundo, enfatizó.

El pasado 9 de julio, Grupo México, la minera más grande del país, vertió accidentalmente 3 mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, componente químico altamente corrosivo que se utiliza para separar el cobre del mineral común, que en concentraciones de entre 5 por ciento y 15 por ciento causa irritación en la piel y ojos, y superiores a ese rango provoca quemaduras.

Según un manual de la Organización Mundial de Trabajo acerca de las labores con químicos, cuando la sustancia se mezcla con el agua produce una cantidad grande de calor que puede causar incendios, dependiendo de la dosis de ácido involucrada.

“Los peligros más graves de exposición al Ácido Sulfúrico se dan en derrames accidentales durante su transporte y manipulación. Niveles mucho más bajos están presentes en la atmósfera por oxidación de óxido de Azufre generado en plantas donde se libera como emisión. El grado de afectación a los diferentes individuos se ve agravado por enfermedades respiratorias crónicas como asma, a nivel respiratorio; enfermedades gastrointestinales crónicas, como gastritis, a nivel gástrico y enfermedades oculares o cutáneas, como conjuntivitis crónica o dermatitis”, dice un informe de la Environmental Protection Agency.

El derrame en Sonora se dio al momento en que la empresa hacía un procedimiento de prueba y drenado correspondiente al lavado de las tuberías que transportan los químicos, que se realiza antes de cada operación de carga.

Abraham Larios Velázquez, titular de la Administración Portuaria de Guaymas, dijo a medios de comunicación locales que por altas temperaturas que pudieron ser provocadas por el clima, se venció una de las válvulas y en consecuencia se hicieron charcos de ácido sulfúrico que cayeron al mar.

Larios también informó que las válvulas de la empresa fueron cerradas y que se realizó el rebombeo de retorno para evitar que hubiera un derrame más grande. También explicó que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) determinaría e nivel de los daños y la manera en la que Grupo México tendría que resarcirlos.

Por su parte y mediante un comunicado, Grupo México informó que el problema se dio el martes 9 de julio a las 15 horas aproximadamente y que fueron tres metros cúbicos los que fueron vertidos. “Se está procediendo con el trasvase del ácido del contenedor a una pipa. Se está trabajando ya en neutralizar la solución”, informó la compañía en un documento firmado por Carlos F. Lozada Almada, director de Comunicación de la compañía.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE INFOBAE VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.