La Arquidiócesis señaló hoy que distribuir documentos, como la Cartilla Moral, podría provocar la devaluación o manipulación de palabras que “terminarán desechadas de nuestro diccionario familiar o usadas sin propósito real”.

A propósito de la publicación, Gutiérrez Müller apuntó: “No, definitivamente, no. No es publicando La cartilla moral de Alfonso Reyes como se solucionarán los problemas éticos que aquejan a una parte de la sociedad mexicana. Es más: ni leyendo tal libro, que hace más de 50 años que se editó por primera vez, como señalan en este editorial. Sin embargo, en la lógica de su editorial en Desde la fe, entonces tampoco el Evangelio de Lucas debería reeditarse ni leerse porque tiene una antigüedad levemente mayor que el libro de Reyes”. 

Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo).– La doctora Beatriz Gutiérrez Müller respondió a la Arquidiócesis Primada de México, que hoy pidió al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador que promueva el Estado de derecho y defender a la familia “natural”, en lugar de distribuir la Cartilla Moral de Alfonso Reyes.

Fue el pasado 13 de enero cuando el Gobierno Federal comenzó a distribuir el texto de Alfonso Reyes, que enfatiza el respeto a valores como el amor a la Patria, a la naturaleza y a las personas. El documento se basa en las propuestas que el escritor Alfonso Reyes hizo en 1944 para formar moralmente a las y los estudiantes mexicanos.

Arquidiócesis Primada de México, tienen ustedes razón: un textito de un regiomontano católico (por cierto, muy católico) no cambiará la podredumbre espiritual”, escribió en Facebook Gutiérrez Müller.

En el semanario Desde la Fe, de la iglesia católica mexicana, se publicó hoy una editorial titulada “La Cartilla Moral”, en la cual se señaló: “En días pasados comenzó la distribución de una Cartilla Moral entre los habitantes del país, un texto recuperado de los años cincuenta, escrito por Alfonso Reyes, en el que se invita a los ciudadanos a dialogar con sus familias acerca de la moral, la ética y los valores que necesitamos para construir una sociedad mejor”.

En la editorial se añadió que el esfuerzo del Gobierno federal por “fortalecer los valores en la familia y la ética en el campo laboral sin duda es positiva”, pero se destacó que la labor principal de un Gobierno es establecer un efectivo Estado de Derecho.

“Si nuestro Gobierno quiere alentar una Cartilla Moral, bien haría en seguir respaldando la institución familiar natural, debidamente constituida, pues ningún otro ambiente sería más propicio y eficaz para que el ciudadano adquiera los valores que le acompañen de por vida”, se lee en el editorial de Desde la fe.

Además se destacó que el fomento de los valores y la promoción de la ética deben ser alentados desde la familia, “hacerlo desde una instancia de Gobierno se corre el peligro de la banalización y puede tomar el derrotero de la demagogia”.

En el editorial la Arquidiócesis también señaló que distribuir documentos como la Cartilla Moral, “con nombres llamativo”, podría provocar la devaluación o manipulación de palabras que “terminarán desechadas de nuestro diccionario familiar o usadas sin propósito real”.

A propósito de la publicación, Gutiérrez Müller apuntó: No, definitivamente, no. No es publicando La cartilla moral de Alfonso Reyes como se solucionarán los problemas éticos que aquejan a una parte de la sociedad mexicana. Es más: ni leyendo tal libro, que hace más de 50 años que se editó por primera vez, como señalan en este editorial”. 

Sin embargo, en la lógica de su editorial en Desde la fe, entonces tampoco el Evangelio de Lucas debería reeditarse ni leerse porque tiene una antigüedad levemente mayor que el libro de Reyes. Cada autor aporta valores de su tiempo y nunca debe escatimarse el anhelo de vivir en una sociedad mejor y más amorosa, sea vía una cartilla, epístola o manifiesto publicado o no por el Gobierno”, añadió.

“Leamos a Reyes, leamos a Lucas, a Víctor Hugo, a Lope de Vega… A un lector crítico, seguramente, ya no le darán gato por liebre. #Valores #Leer”, señaló.