El número de billetes y monedas en circulación aumentaron en 22 mil 131 millones de pesos, una variación anual de 21.7 por ciento. Esto pudo deberse, de acuerdo con el banco central, a las medidas sanitarias implementadas que habrían aumentado la demanda de efectivo.

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).- De nueva cuenta las reservas internacionales del Banco de México se ubicaron en más de 190 mil millones de dólares, una cifra no vista desde el último día de julio de 2015. De acuerdo con el estado de cuenta del banco central correspondientes al viernes 10 de julio de 2020, se dio a conocer que la base monetaria aumentó casi 22 por ciento.

En el estado de cuenta del Banxico se dieron a conocer los saldos preliminares correspondientes hasta la fecha citada, que supusieron un aumento de 575 millones de dólares, respecto a la semana anterior. El saldo al cierre semanal ascendió a 191 mil 122 millones de dólares.

La semana pasada el subgobernador del Banxico, Jonathan Heath, explicó en su cuenta de Twitter que las reservas del país se encontraban a 5 mil 464 millones del máximo histórico registrado, el 30 de enero de 2015.

Fuente: Banxico.

Las reservas internacionales se constituyen por las divisas y el oro de las que tiene propiedad el Banco de México y que se encuentren libres de todo gravamen. Además aquellas que su disponibilidad no estén sujeta a restricción alguna.

También la posición a favor de México con el FMI derivada de las aportaciones efectuadas a dicho organismo; así como las divisas provenientes de financiamientos obtenidos con propósito de regulación cambiaria del FMI y otros organismos de cooperación financiera internacional o que agrupen a bancos centrales.

Las variaciones relevantes del mercado abierto que destacó el banco central fueron la realización de operaciones con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 5 mil 923 millones de pesos, como resultado de una expansión debido al retiro de recursos de la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 16 mil 208 millones; así como una contracción por 22 mil 131 millones, debido a la mayor demanda de efectivo.

Además, la base monetaria (billetes y monedas en circulación y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banco de México) aumentó 22 mil 131 millones de pesos, logrando un saldo de 1 millón 901 mil 244 millones de pesos. “Esta cifra implicó una variación anual de 21.7 por ciento”, anotó el instituto.

Por otro lado, la base monetaria creció debido, en parte, a factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país, que habrían aumentado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago.

La cifra alcanzada por la base monetaria al 10 de julio tuvo un incremento de 338 mil 490 millones de pesos respecto a la misma fecha del año anterior.