La alianza con los organismos de la ONU “va a ser muy importante porque nos va a permitir algunas de las necesidades que se puedan tener cuando surjan las vacunas para la COVID-19”, dijo Juan Ramón de la Fuente.

El IMSS ya prepara un nuevo modelo de adquisición de medicamentos para terminar con las prácticas de corrupción, aseguró su titular, Zoé Robledo.

Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo).- Jorge Alcocer, Secretario de Salud expresó que con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Oficina para las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), el Gobierno federal prepara la compra consolidada de medicamentos para 2021, para lo que estimó un presupuesto de 60 mil millones de pesos.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que hasta que “no se acabe la corrupción” en la venta de medicamentos, su administración no continuará estableciendo contratos con empresas envueltas en irregularidades.

A su salida de Palacio Nacional Alcocer puntualizó que el Gobierno federal prepara un presupuesto de 60 mil millones de pesos para la compra de medicamentos en 2021. “No es que ya esté fijado, depende de los precios, los precios ahora han cambiado, pero está alrededor de 60 mil millones de pesos, que es más o menos, inclusive menos de lo que se gastó hace dos años, y hace un año”, expresó el funcionario a medios.

Además, reconoció que, motivado por la contingencia sanitaria del nuevo coronavirus, hubo un retraso en la adquisición de ciertos medicamentos en distintas instituciones de salud.

“Sí había cierta resistencia y más que todo era porque no se ponían de acuerdo y todos decían: ‘Yo ya me voy a comprar las mías'”, explicó, pero aseguró que las diferencias ya están solventadas.

El proceso de compra, explicó Alcocer, se hará a través de la OPS y UNOPS. El movimiento busca resolver más del 80 por ciento de la demanda total a nivel nacional.

Durante la conferencia matutina el Presidente López Obrador aseguró que su administración realizará compras consolidadas de medicamentos en el extranjero para dar solución al desabasto en el país y adelantó una reunión con Juan Ramón de la Fuente, Embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas, con el fin que que dicho organismo internacional observe el proceso de compra.

“Hay mucha corrupción en la compra venta de medicamentos, pero algo escandaloso de miles de millones de pesos y se beneficiaban con la venta de medicamentos. Hay hasta campañas en medios hablando de la escasez, porque ellos saben que se acabó la corrupción y vamos a que no falten los medicamentos en los hospitales”, dijo el mandatario mexicano.

Reiteró que la corrupción en la compra de medicamentos proviene de administraciones pasadas y advirtió que no se comprarán médicamentos con grupos que lucraban con la venta de medicamentos adulterados.

“Cuando se regeneren los que se dedicaban a la venta de medicamentos, que entiendan que se acabó la corrupción, vamos a poder adquirir los medicamentos en el país. No vamos a estar como rehenes de grupos que hacían su agosto, que lucraban, que vendían hasta medicamentos adulterados, caducos”, destacó sobre el tema López Obrador.

Juan Ramón de la Fuente aseguró que con el apoyo de la OPS y la UNOPS el país podrá llegar, también, de forma más sencilla a la vacuna que se desarrolle para combatir a la COVID-19.

Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), reiteró el tema de la corrupción en los procesos de adquisición de medicamentos. “Estaba muy amafiada”, dijo, sobre todo, en la parte de la distribución y la operación logística en general.

Adelantó, además, que ya se trabaja en la presentación de un nuevo esquema de compras de medicamentos para que no continúe la fuga de capital.

“Estos operadores logísticos con nombres de laboratorios, porque en realidad lo que hacían era la distribución, eso nos ha emproblemado durante mucho tiempo”, expresó el funcionario al terminar la reunión.