De acuerdo con investigaciones del Ministerio Público Federal, al detenido se le atribuye ser líder de un grupo delictivo “Los Rojos” y “uno de los principales generadores de violencia en Guerrero y Morelos”.

Ciudad de México, 14 de agosto (EconomíaHoy).- La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo un segundo auto de formal prisión contra Santiago “M”, conocido como “El Carrete”, presunto líder del grupo del crimen organizado denominado “Los Rojos”, por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y secuestro agravado.

Santiago Mazari se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 2 “Occidente” en Puente Grande, Jalisco.

De acuerdo con investigaciones del Ministerio Público Federal, al detenido se le atribuye ser líder de un grupo delictivo “Los Rojos” y “uno de los principales generadores de violencia en Guerrero y Morelos”.

Es por ello que la fiscalía hizo un llamado a la ciudadanía, para que, en caso de conocer la posible participación de esta persona en la comisión de otros delitos, acudan a las oficinas de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro de la SEIDO.

Fue el pasado 31 de julio cuando la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Gobierno federal informó sobre la detención del capo, en un operativo conjunto de la División de Inteligencia de la Policía Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en la sierra de Chihuahua.

Días después, el 11 de agosto, un juez le dicto auto de formal prisión por “ser probable responsable en la comisión del delito de delincuencia organizada”.

“El Carrete” ha sido vinculado con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, según las indagatorias oficiales e investigaciones periodísticas.

Desde abril de 2018 Reforma informó que operadores de Guerreros Unidos desde Chicago, Estados Unidos, dieron órdenes para desaparecer a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, y a otros 17 más, según revelaron conversaciones telefónicas a las que el diario tuvo acceso.

En conversaciones telefónicas entre capos de la banda criminal Guerreros Unidos se dio la orden de movilizar policías de Iguala, Cocula y Huitzuco contra los estudiantes porque creían que el grupo de Los Rojos, enviados por Santiago Mazari, alias “El Carrete”, pretendían tomar la plaza de esa localidad y supusieron que los alumnos de Normal de Ayotzinapa eran parte la operación.

En las conversaciones, los capos hablan de “60 paquetes”, como alusión al número de personas capturadas y desaparecidas la noche del 26 de septiembre de 2014, explicó el periodista Roberto Zamarripa para el Reforma.

-Con información de Vanguardia

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍAHOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.