El gabinete encabezado por Hasan Diab dimitió en bloque una semana después de la explosión del puerto de Beirut, que ha dejado al menos 177 muertos y 6 mil heridos.

Beirut, Líbano, 14 de agosto (EFE).- El subsecretario de Asuntos Políticos estadounidense, David Hale, se reunió hoy con el Presidente libanés, Michel Aoun, y con el Primer Ministro en funciones, Hasan Diab, para exigir reformas políticas y económicas después de la devastadora explosión en el puerto de Beirut.

En su reunión con Aoun, a la que asistió también la embajadora estadounidense en Beirut, Dorothy Shea, Hale aseguró que EU “no va a interferir en los asuntos internos del Líbano“, sino que cooperará con las autoridades del país árabe y con sus aliados en la región, para lograr “las aspiraciones del pueblo libanés”.

Según un comunicado de la Presidencia libanesa, el enviado de Washington también destacó la importancia de “lograr reformas” y “proseguir la lucha contra la corrupción“, lo cual desbloqueará la ayuda financiera internacional para el Líbano.

Por su parte, Aoun agradeció a EU que haya aceptado la invitación a participar en las investigaciones de la brutal explosión del día 4 de agosto, con la colaboración de la Oficina Federal de Investigación (FBI) estadounidense.

El Presidente libanés subrayó que las investigaciones continúan y solicitó “ayuda” para esclarecer cómo llegó al puerto de Beirut un cargamento de casi 3 mil toneladas de nitrato de amonio en 2014 y fue descargado en la capital libanesa, donde quedó almacenado hasta la fatídica deflagración.

Aoun señaló que una de las prioridades del nuevo Gobierno serán las reformas y la lucha contra la corrupción, sin ofrecer más detallas sobre cuándo podría formarse un nuevo Ejecutivo.

El gabinete encabezado por Hasan Diab dimitió en bloque una semana después de la explosión del puerto de Beirut, que ha dejado al menos 177 muertos y 6 mil heridos.

Hale también se reunió este viernes con el primer ministro en funciones, con el que analizó los daños ocasionados por la deflagración, que ha dejado a más de 250 mil beirutíes sin hogar, así como la ayuda que EU va a brindar al Líbano.