Durante la semana se dieron a conocer datos económicos relevantes que modificaron la cotización del tipo de cambio, beneficiando a la divisa mexicana.

El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores también cerró al alza superando el techo de las 38 mil unidades.

Ciudad de México, 14 de agosto (SinEmbargo).-En la semana que termina este viernes se observó un debilitamiento del dólar por los datos económicos publicados que dieron una inflación del 1 por ciento en Estados Unidos durante el mes de julio. Además el Banco de México recortó la tasa de interés interbancario a 4.50 por ciento, su nivel más bajo en cuatro años.

Finalmente, en un movimiento técnico, el tipo de cambio se ubicó nuevamente por debajo del promedio móvil de 50 días (22.42 pesos por dólar al cierre de la semana), luego de que el mercado intentó un movimiento alcista al comienzo del mes de agosto.

“Por ahora el tipo de cambio se ubica cerca del nivel psicológico de 22.00 pesos por dólar y es probable que se observe un movimiento hacia el nivel de 21.85 pesos por dólar”, explicó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

El peso cerró la sesión con pocos cambios con una apreciación de 0.91 por ciento, equivalente a 20 centavos. A lo largo de la sesión el Banco de México observó un tipo de cambio entre 21.9820 y 22.0750 pesos por dólar.

En una semana el peso mexicano ganó 1.65 puntos porcentuales, un avance de 37 centavos desde el cierre del viernes anterior que colocó el tipo de cambio en 22.3970 pesos. En la semana el máximo registrado se situó en 22.5320 y el mínimo en 21.9820 pesos por dólar.

El dólar spot se vende en 22.0270 pesos, en tanto que en ventanillas de Banorte se coloca en los 22.30 pesos por cada billete verde.

El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró al semana con ganancias que pudieron estar relacionadas con el resultado de las ventas minoristas de la ANTAD que tuvieron una contracción anual de 9.1 por ciento en julio. También modificó la cotización el dato de la producción industrial de junio que mostró un crecimiento mensual de 17.9 por ciento.

Este viernes el IPC (S&P/BMV IPC) cerró con alzas que significaron una ganancia semanal de 2.36 por ciento y recortó su pérdida en lo que va del año a 10.65 por ciento. Desde su punto mínimo alcanzado el 3 de abril, este índice se ha recuperado en 19.69 por ciento.

El IPC se coloca en las 38 mil 949.88 unidades, un avance de 0.87 por ciento, equivalentes a 334.26 puntos.

Los grupos aeroportuarios OMA (13.64 por ciento semanal), ASUR (12.12) y GAP (11.93) lideraron las ganancias. También IEnova (7.78) y Grupo Carso (7.11), Liverpool (5.69), Alsea (4.45), Inbursa (5.92), Santander (5.00), Gentera (4.50) y Banorte (3.70).

En la semana, demócratas y republicanos siguieron sin llegar a un acuerdo sobre un nuevo estímulo fiscal en Estados Unidos. Esto mantiene en duda el ritmo de la recuperación económica de aquél país.

También persistieron las tensiones con China luego de que se impusieron sanciones a figuras políticas de ambos países, lo que también pudo influir en que no se llevaran a cabo las conversaciones para evaluar el avance del acuerdo comercial alcanzado enero.

Además, el candidato demócrata a la presidencia, Joe Bidenm anunció como compañera de campaña a Kamala Harris para la vicepresidencia, lo cual ha comenzado a afectar sus probabilidades de ganar las elecciones presidenciales en noviembre.

En el mercado de capitales este viernes se registró un aumento de la percepción de riesgo que puede estar relacionada con la publicación de las estadísticas de empleo de la Eurozona, en donde se observó una caída en el segundo trimestre de 2.8 por ciento trimestral y 2.9 anual. Se destruyeron 4.9 millones durante el primer semestre de 2020.

“Es probable que la cifra de destrucción de empleos siga al alza, pues la pandemia no ha terminado y el sector servicios sigue siendo afectado. De acuerdo con medios, el coronavirus está recuperando fuerza en Europa, particularmente en Alemania en donde se han registrado más de mil nuevos casos durante cuatro días consecutivos, algo no visto desde hace más de tres meses”, explicó Siller.

En China, la producción industrial en el mes de julio mostró un crecimiento anual de 4.8 por ciento, ligeramente por debajo de las expectativas del mercado. Las ventas minoristas se contrajeron 1.1 por ciento anual en el mismo mes, en contraste con un crecimiento esperado de 0.1 por ciento. Lo anterior también contribuye con el sentimiento negativo del mercado.