Añadió que ya se está trabajando el tema del regreso a clases para que sea profesional y eficaz tanto para el alumnado como para el personal docente.

Ciudad de México, 14 de agosto (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay ninguna clase de conflicto con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Durante su conferencia de prensa matutina, el Jefe el Ejecutivo federal apuntó que tanto con el Sindicato como con la Coordinadora hay una buena relación y que el Gobierno tiene un diálogo abierto con ambas.

“Tenemos buena relación con todos los maestros del CNTE y la SNTE está abierto el dialogo y no esperamos que vaya a haber confrontación, todo lo que tengan razón van a ser atendidos, yo les diría, estamos caminando juntos maestros, maestras, padres de familia, autoridades estatales, del Gobierno federal”, expuso desde Acapulco, Guerrero.

Añadió que ya se está trabajando el tema del regreso a clases para que sea profesional y eficaz tanto para el alumnado como para el personal docente.

“Lo que tenemos que resolver ya estamos trabajando para eso, es que el regreso a clases, el 24 de agosto, sea lo más formal posible, lo más profesional, que no sea un curso más, algo para entretener a los niños, adolescentes, el plan educativo que por las circunstancias de la pandemia se tiene que hacer de esta manera pero que la medida se vaya disminuyendo”, subrayó.

El mandatario expuso que este nuevo curso debe ser muy completo y efectivo ya que se enfrenta el reto de la pandemia, por lo que las clases se harán de manera virtual.

“Entonces estamos trabajando para que sean muy eficaces las clases por televisión y por los medios de comunicación, ya se está elaborando todo el material, la producción de los contenidos para transmitirlos a través de todos los medios y llegar hasta las comunidades más apartadas”, finalizó.

Los dichos de López Obrador surgieron a raíz de la manifestación que mantienen desde el 10 de agosto algunos integrantes de la CNTE, quienes se encuentran instalados en la plancha del Zócalo capitalino.

Entre sus demandas al Gobierno federal se encuentran la entrega de plazas a normalistas egresados de las generaciones 2019 y 2020, así como el pago de bonos para homologados pendientes.

Los docentes arribaron desde Michoacán, colocaron casas de campaña sobre la Plaza de la Constitución, frente a Palacio Nacional, y amenazaron con permanecer por tiempo indefinido hasta que se cumplan sus demandas.