Author image

Erik Del Ángel Landeros

14/08/2022 - 12:02 am

Los adelantados (para Emilia)

“Nosotros ni estamos condenados ni somos guerreros excepcionales, sólo seguimos creciendo afuera de nuestras mamás”.

Imagen ilustrativa. Foto: IMSS / Cuartoscuro

Nací de cinco meses y 14 días, prefiero mantener el anonimato por motivos que no voy a explicarles. Mi mamá tenía un problema en su embarazo que tiene un nombre muy difícil y prefiero no preguntarle cuál es porque está muy nerviosa. Todos están preocupados, la verdad es que me cuesta trabajo respirar y tengo frío. Pero voy a estar bien, trato de decirles eso a mis papás, pero cuando lo hago no me entienden. Sólo me dicen no llores y mejor me duermo.

Soy hermano de Alex, tengo siete meses y ya nací. Seré un internacional, como dicen los españoles. ¡Por todo lo alto! Aunque a mí me gusta más el inglés, la verdad. Me siento muy aturdido, pero mis papás me aman mucho y eso me calma. Siento un calor, lo que llaman energía. Estaré bien y mi familia también.

Me dicen Moni, nací a los ocho meses de gestación, así escucho que dicen los doctores. Yo estaba muy a gusto dentro de mi mamá, no sé por qué estoy afuera, pero no me gusta. Tengo tres días con una cosa en mi garganta y me duele mucho la espalda. Voy a ser una niña normal, mis papás se preocupan de eso. Perdón, no me siento bien, adiós, ya no quiero hablar.

Ocho meses estuve dentro de mi mamá y acabo de nacer. ¡casi me muero, casi me muero! Me llamo Olimpia, por cierto, y soy Leo. ¡Ay, mi mamá casi se muere también! ¿qué es esto? Voy a ser una chingona para que se les quite. No soy dramática, soy Leo.

Mi hermana mayor se llama Vivi, bueno Viviana. No la conozco aún, pero he escuchado que mi mamá me habla de ella. Todos están muy alarmados porque nací demasiado pronto. No entienden que yo tomo mis decisiones y quise ver qué había afuera del cuarto obscuro en el que estaba. La verdad era más calientito y cómodo adentro, pero ahora no me voy a echar para atrás. Voy a ser muy independiente toda mi vida, como mi hermana.

Nací de 29 semanas, yo les digo que de 30, pero las doctoras dicen que no. Salí gritando, manoteando y pataleando, pero dicen que soy de 29 semanas. Solo por eso les voy a quitar las cosas que me han pegado en la cara, a ver si así entienden que tengo 29. Otra queja, pensé que por ser mi papá el que redacta esto me iba a poner al inicio. Allá él y su ética literaria, le voy a hacer unos berrinches que ni ganas de escribir tendrá. Él me canta mucho, aunque no se sabe ni una canción completa, yo no digo nada. También desafina a veces. Dice que es porque tiene que contener la voz en los cuneros ¿Ven que también lo quiero? La que me abraza muy bien es mi mamá, estoy muy cómoda con ella, no se pone nerviosa. Al principio no me tomaba su leche, estaba un poco enojada y sin entender esto de las luces, los ruidos y que no me dejaran más tiempo adentro de ella, pero ahora tomo mucha ¡me encanta! Ah, por cierto, me llamo Emilia

A nosotros nos llaman prematuros, pretérmino, pero preferimos nos llamen adelantados. Es cierto que muchos bebés como nosotros nacieron para morir, pero eso también les pasa a los que llegan a las 38 semanas o más. Nosotros ni estamos condenados ni somos guerreros excepcionales, sólo seguimos creciendo afuera de nuestras mamás. No sientan pena o lástima por nosotros, cada uno nace cuando quiere o puede. Ámennos y confíen en nosotros. Algunos nos dicen “sietemesinos” como grosería ¿sabrán que Voltaire, Darwin, Kepler, Reonir, Churchill, Picasso, Einstein, Newton, Napoleón, Víctor Hugo, Roosevelt, Anna Pávlova, Stevie Wonder y Mark Twain también fueron “sietemesinos”? No creo porque son tontos, quién sabe en qué semana de gestación nacieron. Bueno nos vemos en la escuela, el trabajo o en las calles. Atentamente, los adelantados, recuerden.

Erik Del Ángel Landeros
Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM, maestro en Historia Moderna y Contemporánea por el Instituto Mora y candidato a doctor en Historia por la UNAM. Cuenta con estudios en la Universidad de Texas y con el Diplomado Líderes Progresistas por la Fundación Friedrich Ebert. Se ha desempeñado en el sector público y académico. Actualmente es profesor en la carrera de Relaciones Internacionales y Coordinador Ejecutivo del Consejo Técnico de Diplomacia y Cooperación Deportiva de la SRE.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas