Foto: Facebook

Foto: Facebook

Ciudad de México, 14 de septiembre (SinEmbargo).- Un grupo de aproximadamente 600 granaderos y la Policía Montada desalojaron a 300 maestros que mantenían un plantón en la Plaza Lerdo, en Xalapa, lo que desató un enfrentamiento entre docentes y supuestos grupos de choque contra las autoridades.

En respuesta a este desalojo, un grupo de maestros de diversos sindicatos bloquearon esta tarde el acceso al puerto a trailers que transportan productos para su exportación e importación, pues exigen la libertad de sus compañeros y alumnos de la Universidad de Veracruz detenidos durante estos hechos.

El día de hoy granaderos y elementos de Seguridad Pública mantienen cercado el Centro histórico de la capital veracruzana.

Fotografía: Cuartoscuro

Fotografía: Cuartoscuro

Ayer cerca de las 4 de la tarde, las fuerzas policiales se replegaron por las calles aledañas del centro cívico, rodearon a los manifestantes y detuvieron al menos a una decena de maestros y alumnos.

Como resultado del ataque policial, maestros -hombres y mujeres-  y reporteros fueron golpeados con rudeza por elementos que iban fuertemente armados, según medios locales.

Tras las detenciones de miembros del magisterio, se formó un perímetro para dar el paso a tráileres cargados con vallas metálicas.

Según reportes de redes sociales, hay estudiantes de la Universidad Veracruzana golpeados y desaparecidos.

Pero el Gobierno de Veracruz rechazó, vía su área de Comunicación Social, que tuviera responsabilidad en la agresión a los profesores y dijo que las personas que se resistieron a desalojar la Plaza Lerdo eran ajenas al movimiento magisterial.

De acuerdo con el Gobierno veracruzano, cuyo titular es el priista Javier Duarte de Ochoa, los profesores comenzaron a retirarse desde las 22:00 horas de ayer.

“Sin embargo, cerca de la media noche arribaron al lugar unas 50 personas ajenas al movimiento magisterial, quienes ocuparon el lugar con la intención de mantener un bloqueo de manera indefinida”, se señaló en un boletín.

Según el diario local Notiver, maestros que acampan en las  instalaciones de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en la capital del estado, denunciaron que un contingente de poco más de 50 hombres armados, ajenos a su movimiento, con palos y botellas irrumpió en la madrugada para intentar “recuperar” las instalaciones.

Los maestros relataron que los agresores arribaron a la una de mañana por diferentes arterias viales como Aguascalientes, Nuevo León, Guadalajara y Saltillo para encarar al grupo que permanecía en las puertas del recinto y fueron ellos los que se enfrentaron con las autoridades.

El comunicado oficial, el gobierno manifestó que “tras solicitarle de manera reiterada que despejaran la Plaza Lerdo y ante la negativa de este grupo de aceptar los dos espacios que se les ofrecieron para continuar con su manifestación, como Los Berros y Los Lagos, las fuerzas del orden, siguiendo el protocolo apegado a la legalidad y a los derechos humanos, se procedió a ocupar y resguardar el espacio”.

Se espera que el operativo se extienda a la Secretaría de Educación local y a la Facultad de Humanidades de la Universidad Veracruzana, puntos que también se encuentran tomados por protestantes.