Ahora sus vientos máximos sostenidos son de 90 millas por hora (150 km/h), según el más reciente reporte del Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC).

Miami, 14 sep (EFE).- La tormenta “Sally” se convirtió en huracán este lunes en el Golfo de México de camino a Luisiana (EU), donde se prevé que toque tierra mañana, mientras las tormentas “Teddy” y “Vicky” se sumaron hoy a un panorama cada vez más agitado en el Atlántico, que incluye al huracán “Paulette”, que impactó en Bermudas. Un avión cazahuracanes de la fuerza aérea estadounidense desplazado hasta el ojo de “Sally” fue el que alertó de la escalada “rápida” del sistema.

Ahora sus vientos máximos sostenidos son de 90 millas por hora (150 km/h), según el más reciente reporte del Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC).

El centro de “Sally” fue hallado a 130 millas (210 km) al este-sureste de la desembocadura del río Misisipi, y a 165 millas (265 km) al sureste de la ciudad de Biloxi (Misisipi).

“Sally” se desplaza hacia el oeste-noroeste a una velocidad de siete m/h (11 km/h), un movimiento que se espera mantenga durante toda la jornada de hoy.

Luego disminuirá la velocidad de traslación cuando esta noche dé un giro hacia el noroeste. El gráfico de trayectoria de tres días lo sitúa tierra adentro en el estado de Misisipi el miércoles y el jueves debilitado como depresión tropical sobre Alabama.

Por su parte, el ojo del huracán “Paulette”, que golpeó en las últimas horas a Bermuda, donde centenares de personas están sin electricidad, se alejará este lunes de la isla, aunque los fuertes vientos, copiosas lluvias y la marejada ciclónica se seguirán sintiendo durante el día.

La resaca producida por “Paulette” afecta a las islas de Sotavento, las Antillas mayores, las Bahamas, Bermuda y la costa este de Estados Unidos.

Según el NHC, “Paulette” se encontraba unas 65 millas (105 km) al norte de Bermuda y se movía en dirección norte a 22 kilómetros por hora con vientos máximos sostenidos de 100 millas (155 km/h) que pueden todavía fortalecerse más.

La depresión tropical “René” está en mitad del Atlántico sin suponer amenaza alguna para tierra, mientras la recién formada tormenta tropical “Teddy” está todavía lejos de las Antillas menores, pero el NHC espera que se convierta en un huracán poderoso en un par de días aunque sin suponer amenaza directa para tierra.

“Teddy” está cerca de dos mil 015 kilómetros al este de las Antillas menores, se mueve en dirección oeste a 22 kilómetros por hora y presenta vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

Por último, la depresión tropical “21”, formada lejos del Atlántico tropical occidental, se convirtió este lunes sobre el océano en la tormenta tropical “Vicky”, pero va a tener una corta duración, según el NHC.

La “vigésimo primera” tormenta tropical de la actual temporada de huracanes está 565 kilómetros al oeste-noroeste del archipiélago africano de Cabo Verde y genera vientos máximos de 75 kilómetros por hora.