Con este caso suman dos mujeres transexuales asesinadas en la Ciudad de México y una más en Chiapas en tan sólo dos semanas, que a su vez se unen a los 247 asesinatos de personas transexuales cometidos en México entre 2008 y abril de 2016. El año con más casos registrados en el país es 2012 con 49, mientras en el 2016 la cifra alcanza 18.

–Información en Desarrollo 

Ciudad de México, 14 de Octubre (SinEmbargo).– Alessa Flores, defensora de los derechos de las personas transexuales y sexoservidoras, fue asesinada la tarde de este jueves en la Ciudad de México, confirmaron dos organizaciones civiles.

De acuerdo con las primeras versiones, el cuerpo de la joven fue hallado en un hotel de la delegación Cuauhtémoc y autoridades de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJCDMX) acudieron al lugar para hacer el levantamiento del cuerpo.

La causa de muerte habría sido por estrangulamiento.

Voces Feministas y Club Roshell confirmaron el homicidio a través de sus redes sociales.

La organización Voces Feministas hizo un “un llamado urgente a tomar las calles este 1ro de noviembre y decirle al Estado feminicida ¡Ya no tenemos miedo, somos muchas y nos vamos a defender!” y aseguró que “desde la marcha por el Frente Nacional por la Familia, el número de asesinatos por crimenes de odio y por misoginia han aumentado de forma alarmante”.

Mientras que la Asociación Civil Club Roshel lamentó el asesinato y consideró a Alessa “una víctima más de la Transfobia, jóven Trans que partió cuando no debía, conocida por la Comunidad y gente de Club Roshell”.

Con este caso suman dos mujeres transexuales asesinadas en la Ciudad de México y una más en Chiapas en tan sólo dos semanas, que a su vez se unen a los 247 asesinatos de personas transexuales cometidos en México entre 2008 y abril de 2016. El año con más casos registrados en el país es 2012 con 49, mientras en el 2016 la cifra alcanza 18. Ahora 20 con la muerte de Paola y Alessa.

México es el segundo país con más reportes de transexuales asesinados en el mundo, sólo después de Brasil, que contó 845 casos en el mismo periodo. En tercer lugar se encuentra Estados Unidos con 141.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha señalado que a pesar de que en 35 de los estados miembros de la Organización se producen casos de violencia contra miembros de la comunidad LGBTTI, muchos de ellos no se denuncian.

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidad para los Derechos Humanos, ha dicho que la violencia contra las personas LGBTTI constituye una forma de violencia de género impulsada por el deseo de castigar a aquellos que se considera que desobedecen las normas de género.

Aunque en abril de 2015 entró en vigor en la Ciudad de México una ley a favor de las personas transexuales para reconocer su identidad a través de un rápido trámite administrativo, en la calle los transexuales aún son un blanco fácil para los agresores.

 

CASO DE PAOLA

Paola, fue asesinada el pasado 30 de septiembre en el cruce de Avenida Insurgentes con Puente de Alvarado. De acuerdo con los testigos, un hombre abordó a Paola en la calle, le ofreció 200 pesos para tener relaciones sexuales y segundos después se escucharon varias detonaciones. Sus compañeras grabaron un video en donde cuestionan al sujeto, quien se deslinda del homicidio.

Las compañeras de Paola, también trabajadoras sexuales, al escuchar los disparos corrieron a someter el sujeto hasta que llegó la policía.

El hombre intentó escapar rompiendo el cristal trasero de la patrulla, pero no pudo hacerlo. Fue trasladado a una agencia del Ministerio Público acusado de homicidio. Sin embargo, la revista Proceso publicó que el sujeto fue liberado el pasado 2 de octubre por faltas de pruebas.

Por ese motivo, el 4 de octubre, se organizó una protesta con el cuerpo de Paola dentro de un ataúd en el mismo lugar en que fue asesinada. Al velorio callejero convertido en manifestación llegaron varias mujeres transexuales con carteles que pedían justicia para su compañera asesinada. Temían que el caso fuera uno más sin resolver y que las siguientes en ser asesinadas fueran ellas.

Itzel Castellanos. Foto: Facebook.

Itzel Castellanos. Foto: Facebook.

CASO DE ITZEL

Por otro lado, en Comitán de Domínguez, Chiapas, el pasado 8 de octubre, Itzel Durás Castellanos, de 19 años recibió al menos tres puñaladas a la altura del cuello cuando se encontraba en la puerta de su domicilio en el barrio de Guadalupe de dicha ciudad.

De acuerdo con testigos, Itzel gritó al ser agredida, su cuerpo quedó tendido en el piso y del lugar escaparon al menos dos sujetos. Para cuando arribó el equipo de emergencia de la Cruz Roja, Itzel Castellanos, quien el próximo 11 de noviembre cumpliría 20 años, ya había perdido la vida.

Peritos de la Fiscalía de Distrito Sierra Fronterizo y policías municipales informaron que la puerta del domicilio estaba abierta; sin embargo, no se ha comprobado el robo como móvil del homicidio.