“Las gallinas salvajes, de donde descienden las gallinas que vemos en las granjas, ponían un promedio de 12 huevos al año. Luego de ser seleccionadas y manipuladas genéticamente, las gallinas que vemos en las granjas llegan a tener un promedio de 300 huevos al año”, escribe Ana Ortega de The Humane League México.

“Donde la ignorancia es nuestra maestra, no hay posibilidad de paz verdadera”.
Dalai Lama

Ciudad de México, 14 de octubre (SinEmbargo).- A propósito del día internacional del Huevo, que se celebra cada segundo viernes de octubre, hagamos un poco de consciencia sobre las implicaciones de la producción industrializada de huevo en el bienestar de las gallinas.

Para alcanzar la rentabilidad en la producción, la industria debe centrarse en la eficiencia y alta productividad; para esta, el huevo es un producto de consumo y las gallinas son los medios para lograrlo. Bajo la lógica del mercado, el bienestar animal se valora en términos mercantiles: pérdidas o ganancias económicas. Más huevos en menos espacio al menor costo posible.

Las cinco cosas que NO sabías de la producción del huevo:

1. Los pollitos machos son desechados. Para fines económicos los machos son inútiles, no le sirven a la industria avícola para poner huevos ni para aprovechar su carne. En la producción animal es común que se utilice el lenguaje para suavizar lo que pasa con los animales, así que “el descarte de machos” es el eufemismo para decir que los pollitos con un día de nacidos morirán sofocados al ser arrojados en bolsas de plástico, o los echarán vivos a un incinerador o a una trituradora.

2. De 12 a 300 huevos al año. Las gallinas salvajes, de donde descienden las gallinas que vemos en las granjas, ponían un promedio de 12 huevos al año. Luego de ser seleccionadas y manipuladas genéticamente, las gallinas que vemos en las granjas llegan a tener un promedio de 300 huevos al año.

3. El corte de pico. Esta práctica es llevada a cabo para disminuir el denominado “picaje”, el cual es el comportamiento más problemático en la crianza de aves y uno de las principales orígenes de éste es el estrés. El picaje es el picoteo hacia otras aves lo cual puede provocar lesiones o la muerte. Todo animal confinado sufre de estrés (nerviosismo, tensión), que provoca alteraciones en su comportamiento y metabolismo. Recordemos que para la producción de huevo, las aves vivirán en jaulas con otras gallinas en un espacio individual no mayor al tamaño de una tablet así que el estrés que sufren es enorme. El despique se realiza antes de los 10 días de edad utilizando una cuchilla ardiendo a 510 grados que cortará una parte de su pico, aunque en algunos casos se utilizará un rayo infrarojo. El pico de las pollitas es un lugar sensible, lleno de terminaciones nerviosas, así el despique es doloroso.

4. Son explotadas intensamente dos años antes de morir cruelmente. Mientras la expectativa de vida de una gallina es de un promedio de 8 años, la industria avícola sacará el mayor provecho de las gallinas por dos años. El único lugar que conocerán serán las jaulas en donde una vez que baje su productividad serán desechadas. Para los productores de huevo un ave poco productiva es mayor problema que un ave muerta, ya que la primera no paga lo que se come a diario.

5. Adaptadas para vivir sobre el suelo, durante dos años sólo pisarán el alambre de sus jaulas. Como las gallinas son omnívoras encuentran su alimento en el suelo, como semillas, materia vegetal, gusanos, insectos, es por ello que sus patas con cuatro dedos están adaptadas para arañar el suelo. Sin embargo, durante los dos años de su vida productiva, las gallinas ponedoras estarán pisando el alambre de sus jaulas, y se les negará este comportamiento natural. Tampoco podrán tener comportamientos de acicalamiento ya que necesitan arena para limpiar su plumaje

Hagamos un poco de consciencia sobre las implicaciones de la producción industrializada de huevo en el bienestar de las gallinas. Foto: The Humane League

Estas son sólo algunas de las prácticas comunes en la producción industrial del huevo que la mayoría de la gente ignora.

Síganos en nuestras redes sociales en donde podrán encontrar alternativas para disminuir el consumo de productos de origen animal. También pueden ayudarnos a mejorar sustancialmente el bienestar de los animales de granja a través de nuestra RedDeAccionesEfectivas participando en nuestras campañas corporativas.

The Humane League Latinoamérica

The Humane League