Distintos beneficiarios de Fideicomisos en el rubro de Ciencias, Artes y Derechos Humanos, se manifestaron afuera del Senado de la República.

“El Gobierno se ha apropiado de 109 fideicomisos de ciencia, tecnología, investigación científica, desastres naturales, campo, deporte, cine, protección a periodistas”. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro

+ Desvío de recursos públicos

+ Matan salud, ciencia, tecnología…

La rapiña. Así, tal cual, lo que sucede con la 4T: una rapiña con los dineros de todos los mexicanos. Rapiña, que significa saqueo ante la falta de defensa. Apoderándose de los recursos públicos. Desviándolos hacia los caprichos presidenciales. Matando a la salud en días de pandemia mortal. A la ciencia. A la tecnología. A la investigación. A la cultura. Al deporte. Al desarrollo. Aniquilando a la inteligencia nacional.

Rapiña operada desde San Lázaro, con la mayoría espuria de Morena en la Cámara de Diputados gracias a que “chapulines” de otros partidos brincaron a la bancada morenista para alcanzar mayoría absoluta (250 + 1).

Así, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha hecho rapiña – literal – con el presupuesto de todos los mexicanos. El daño patrimonial es incalculable. Se ha destrozado la estabilidad económica del país y condenado a una generación a la mediocridad y pobreza.

¿No?

Aquí, las pruebas irrefutables de la rapiña a las finanzas públicas por parte de la mal llamada Cuarta Transformación. Los números jamás mienten:

Primero, fue el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios. El Gobierno de Peña Nieto lo dejó en 279 mil millones de pesos. En sólo 22 meses, el régimen de López Obrador se lo acabó sin justificación presupuestal alguna. Ni se ha ayudado ni se apoyará directamente a hogares, empresas, comercios ni a familias mexicanas durante la pandemia. AMLO los dejó morir solos.

El desvío de recursos para maquillar esa vacilada llamada rifa del avión presidencial. Un botón de muestra: de manera pública, el Insabi gastó casi 8 millones de pesos en la donación de 15 mil 725 “cachitos” a la Secretaría de Salud en Tabasco. “La rifa constituye una simulación más del Presidente que involucra el desvío de recursos públicos que debe ser investigado”, advirtió la coordinadora parlamentaria del PRD, Verónica Juárez.

Petróleos Mexicanos (Pemex) ha perdido, durante el régimen de López Obrador… ¡908 mil millones de pesos!, debido a la obsesión enfermiza de AMLO por el petróleo. Se cree Lázaro Cárdenas. Su mente está estacionada en los años setentas. “Sostener a Pemex puede pasar de ser un dolor de cabeza, a un cáncer incurable”, alertó el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath. Es un crimen financiero contra México que todos estamos pagando.

La Comisión Federal de Electricidad – bajo la dirección de Bartlett, amigo del Presidente, asesor en materia energética y artífice del fraude electoral de 1988-, ha perdido 122 mil millones de pesos.

De cada 10 pesos que el Gobierno de AMLO gastó en compras públicas durante 2019, 4 pesos fueron para contratos adjudicados de manera directa, reveló el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Léase: los contratos son para los amigos de Palacio Nacional y de la 4T. Exactamente igual que durante el sexenio de Peña Nieto. Y eso se llama corrupción.

El presupuesto de la 4T reserva 103 mil 200 millones de pesos a los tres proyectos presidenciales: Santa Lucía, Dos Bocas y Tren Maya (equivalentes al 70 por ciento de lo que recibirá la Secretaría de Salud).

De los 38 mil 613 millones de pesos que el Gobierno propone dar a la secretaría de Turismo… ¡el 94 por ciento se destinará al Tren Maya! En una burla. Un abuso del poder político.

El Gobierno se ha apropiado de 109 fideicomisos de ciencia, tecnología, investigación científica, desastres naturales, campo, deporte, cine, protección a periodistas. Dispondrá así, de manera discrecional, de alrededor de 68 mil millones de pesos.

Hasta agosto pasado, el Gobierno no había ejercido 240 mil millones de pesos de lo que tenía presupuestado para el sector salud (Fuente: Hacienda). “Tan sólo para el IMSS y el ISSSTE, el subejercicio del gasto para este año fue de alrededor de 20 mil millones de pesos, lo que echa por tierra cualquier justificación del oficialismo de que la cancelación de los fideicomisos es necesaria para financiar las necesidades del sector salud… la administración de López Obrador no ha gastado el dinero que corresponde para hospitales del IMSS e ISSSTE”. (Código Magenta. 6/Octubre/2020).

Dice AMLO que los fideicomisos se expropian “porque había corrupción”. ¿Ah, sí? ¿Y dónde están las pruebas? ¿Dónde están los documentos que lo avalen? ¿Dónde están las investigaciones?

De los 32 proyectos anunciados el 5 de octubre junto con el sector privado, al menos 12 se tendrían que haber realizado a través de los fideicomisos extinguidos. Es decir: se desinfla la inversión aún antes de que inicie formalmente. La engañifa.

“Desde leucemia y hemofilia hasta tumores hepáticos, óseos y renales, son algunos tipos de cáncer que se presentan en niños y que cubría el fondo contra gastos catastróficos. Morena les arrebató ese fondo, y con él, la oportunidad de recibir un tratamiento correcto y constante”, denunció la Senadora Alejandra Reynoso en su cuenta de TW, el pasado 2 de octubre.

Y un dato para la vergüenza del régimen: mientras andan en rifas patito y presupuestos sin ejercer, por deficiencias en el sector salud han muerto mil 602 niños con cáncer de diciembre de 2019 a la fecha, denunció el pasado 5 de septiembre la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer.

(A final de cuentas, y ante la toma de tribuna de la oposición en San Lázaro, Morena aceptó retirar la polémica propuesta para que la Tesorería fuera quien manejara los 100 mil millones de pesos del Fondo de Salud del Insabi. Menos mal).

En esa madriguera llamada “Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado” (¿?) – su extitular, Jaime Cárdenas, un exconsejero electoral respetado, aliado de AMLO pero que, en cuanto denunció la corrupción en el Indep, fue crucificado desde Palacio Nacional por no mostrar “lealtad a ciegas”-, “se robaban joyas, manipulaban subastas, se quedaban con los premios y, de pilón, no han liberado dos mil millones de pesos que supuestamente se habían usado para pagar los premios de la “Rifa del Avión Presidencial”. (Reforma/ 23/Octubre/2020).

Y más:

“El Indep cuesta 30 por ciento más y destina menos dinero para combatir la pobreza. Lo peor es que pierde más de 400MDP porque los bienes que enajena se los roban, deterioran, devalúan o sufren amortización”, aseguró el jueves pasado el reportero Sergio Rincón en su cuenta de TW (@SerchRincon).

Y las mentiras, el sello de la casa:

“¡Los apoyos no se eliminan, se administran mejor! Con 242 votos aprobamos en lo general que no haya más fideicomisos”,  festinó la bancada de Morena.

“Tendremos que pensar cómo fondear emergencias”, urgió el Secretario de Hacienda tras la extinción del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

¿Por fin? ¿Los apoyos económicos seguirán, como aseguran los diputados de Morena, o desaparecen, como adelanta Arturo Herrera?

“Ya no habrá más guardaditos para el próximo año…”, advirtió Herrera.

Pues no. Ya se los acabaron.

—–00000—–

“Regalar dinero a las bases electorales de la 4T, cancelar obras productivas, ahuyentar inversiones, no saber generar capitales, empecinarse en construir los 3 armatostes presidenciales, mutilar presupuestos, Pemex devorando la fortuna nacional y abandonar en el agujero de la muerte y del dolor a cientos de miles de mexicanos de rodillas ante la COVID-19, ha resultado letal para el presente y futuro de las mayorías”, escribimos el pasado 2 de septiembre en nuestra columna “AMLO-2º Informe: un país en ruina económica”.

No nos equivocamos.

Porque si esto no es rapiña, entonces dígame, lector, ¿qué diablos es?

TW @_martinmoreno

FB / Martin Moreno

[email protected]