Estos resultados se suman a los de JPMorgan Chase y Citigroup que también se mantuvieron en beneficios más bajos que el año anterior y redujeron sus reservas ante impagos crediticios relacionados con la pandemia.

Bank of America, Wells Fargo y Goldman Sachs presentaron resultados mixtos.

Nueva York, 14 de octubre (EFE).- Los grandes grupos bancarios estadounidenses Bank of America, Wells Fargo y Goldman Sachs presentaron este miércoles beneficios trimestrales y completaron la diversa panorámica de un sector marcado por la crisis del coronavirus, los bajos tipos de interés y la volatilidad del mercado.

Bank of America, el segundo banco comercial de EU por activos, ganó en el tercer trimestre -entre julio y septiembre– 4 mil 440 millones de dólares, un 16 por ciento menos que en el mismo periodo de 2019, mientras que sus ingresos se redujeron un 11 por ciento, hasta 20 mil 336 millones, y su margen de intereses cayó un 17 por ciento, hasta 10 mil 100 millones.

El ente apartó 1 mil 400 millones para cubrir pérdidas crediticias, sobre todo de préstamos comerciales en sectores duramente impactados por la pandemia como los viajes y el entretenimiento; algo que contrasta con la alta cifra de 5 mil 100 millones del anterior trimestre e indica unas mejores expectativas que parecen compartir la mayoría de sus rivales.

Su máximo ejecutivo, Brian Moynihan, consideró que esos resultados son fruto de una economía que “ha seguido recuperándose” y de la “diversidad” de su modelo de negocio, aunque el banco reconoció el impacto negativo de los bajos tipos de interés y los costes operativos asociados a las medidas para proteger contra la COVID-19 a empleados y clientes.

En el acumulado de los nueve primeros meses del ejercicio, Bank of America ha obtenido 11 mil 265 millones de beneficio, un 41 por ciento menos, y ha ingresado 65 mil 429 millones, un 5 por ciento menos.

WELLS FARGO TAMBIÉN A LA BAJA

El tercer banco según la Reserva Federal, Wells Fargo, logró un beneficio neto de 2 mil 035 millones en el tercer trimestre, un 56 por ciento menos interanual; tuvo una facturación de 18 mil 862 millones, un 14 por ciento más baja; y redujo su margen de intereses en un 19 por ciento, hasta 9 mil 368 millones.

La compañía anotó una provisión para pérdidas crediticias de 769 millones, 74 más que el trimestre previo, debido a la “incertidumbre continuada” de la pandemia, además de un cargo de 718 millones por indemnizaciones de despido y un gasto de 1 mil 200 millones relacionado con nuevos planes para clientes que no pudieron pagar sus préstamos.

Los resultados “reflejan el impacto de la agresiva política monetaria y el estímulo fiscal en la economía estadounidense”, dijo su consejero delegado, Charlie Scharf, quien destacó el impacto positivo de “las comisiones bancarias por hipotecas, los mercados de acciones al alza y la bajada secuencial de las cuentas incobrables”.

En el acumulado hasta septiembre, Wells Fargo ha ganado solo 309 millones de dólares, un 98 por ciento menos respecto al mismo periodo del año anterior, tras registrar en el anterior trimestre la primera pérdida en más de una década, de 2 mil 379 millones.

GOLDMAN SACHS, AL ALZA

El mayor éxito de la tanda de resultados fue para la entidad financiera Goldman Sachs, centrada en la intermediación de mercados, que ganó 3 mil 483 millones en el tercer trimestre, un 94 por ciento más; tuvo una facturación de 10 mil 781 millones, un 30 por ciento superior; y un margen de intereses de 3 mil 341 millones, un 1 por ciento más alto.

La empresa anotó provisiones para pérdidas crediticias de tan solo 278 millones, considerablemente por debajo de los casi 1 mil 600 millones del trimestre anterior, al considerar que la economía se está “recuperando” y en vista de que la actividad global “rebotó” tras la fuerte caída del segundo trimestre.

El presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, David Solomon, indicó citado en una nota que sus clientes “empiezan a emerger de la dura economía dejada por la pandemia” y consideró que la empresa está “posicionada para ayudarles a recuperarse y crecer”.

No obstante, el beneficio acumulado hasta septiembre se sitúa en 4 mil 803 millones, un 22 por ciento menos interanual, debido a los gastos judiciales derivados del acuerdo con Malasia por la trama de blanqueo de capitales y corrupción a través del fondo de inversión estatal 1Malaysia Development Berhard (1MDB).

UNA PANORÁMICA CASI COMPLETA

Los resultados de este miércoles se suman a los que ayer divulgaron el mayor banco del país, JPMorgan Chase, y Citigroup, el cuarto, que también se mantuvieron en beneficios, si bien más bajos que el año anterior, y redujeron sus reservas ante impagos crediticios relacionados con la pandemia de COVID-19.

Solo queda conocer mañana jueves las cifras de la entidad financiera Morgan Stanley, con la que se conforma el llamado grupo de los “Big Six”, los seis grandes grupos bancarios estadounidenses.