La compra de los insumos es necesario para la protección de 320 mil trabajadores de salud para continuar con la atención de la emergencia sanitaria por coronavirus, detalló el director general del IMSS.

Ciudad de México, 14 de octubre (SinEmbargo).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que se llevará a cabo un licitación pública para adquirir 103 millones de piezas de Equipos de Protección Personal (EPP), como parte de las acciones para continuar con la atención de la emergencia sanitaria por COVID-19.

En dicha compra se adquirirán 20 millones de batas; 14.8 millones de respiradores N95, KN95 o N99; más de dos millones de goggles; 28 millones de cubrebocas tricapa; más de 20 millones de botas quirúrgicas; 16.3 millones de gorros quirúrgicos, gel antibacterial, jabón para manos y solución antiséptica.

En conferencia de prensa, el director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, indicó que es necesario normalizar la compra de estos insumos para proteger a unos 320 mil trabajadores de la salud que integran médicos, enfermería y otras categorías como camilleros, técnicos de alimentos, inhaloterapeutas, conductores de ambulancias, asistentes médicas, laboratoristas, entre otros.

Asimismo, el director subrayó que dicha licitación que se realizará no es un plan del Seguro Social ante una posible ola de COVID-19, rebrote o cualquier escenario sino que se trata de un plan ante la pandemia de COVID-19 que no ha terminado.

Por su parte, el Director de Administración del IMSS, Humberto Pedrero Moreno, indicó que esta será la mayor adquisición de ese tipo de insumos en la historia de las instituciones públicas en México en una sola convocatoria, la cual permitirá dotar al personal de los EPP necesarios, con la expectativa de que a partir del primero de noviembre se tenga certeza sobre el calendario de entrega.

Detalló que la licitación será publicada a más tardar el próximo martes en COMPRANET y para garantizar la transparencia de todas las compras, el proceso será transmitido en vivo a través de las redes sociales del Instituto, desde la convocatoria, junta de aclaraciones, hasta llegar al fallo.

Pedrero Moreno destacó que otro objetivo de esta licitación es la mayor participación de oferentes para obtener los mejores precios y asegurar la calidad de los insumos, por lo que será necesario cumplir con los requisitos que la normatividad exige, esto es: registros sanitarios, certificaciones técnicas y las pruebas físicas necesarias que se realizan en los laboratorios certificados y en la Coordinación de Control Técnico de Insumos (COCTI) del Instituto.

“Es importante destacar que este proceso tendrá medidas muy fuertes para los proveedores que no cumplan con las condiciones de calidad una vez adjudicados en el fallo, fue parte de lo que aprendimos en todo este proceso”, subrayó.

El Director de Administración agregó que desde el inicio de la pandemia, el Seguro Social adquirió más de 130 millones de insumos que integran los Equipos de Protección Personal, a pesar de la dificultad que implicó conseguirlos ante la alta demanda internacional.