La ficción ha debutado con más cambios. El primer episodio de la tercera temporada, titulado Papá, loco de atar, contó con la voz de Michael Jackson y es uno de los más recordados de toda la historia de la serie. El capítulo, que se estrenó en 1991, se ha convertido en objeto de críticas debido a la controversia que rodea al cantante, acusado de abuso sexual a menores. Es por eso que Disney+ ha decidido eliminarlo del catálogo.

Madrid, 14 de noviembre (Europa Press).– Disney+ ha apostado por Los Simpson incluyendo en su catálogo la serie, pero podría no tener el éxito que esperaban. La ficción de animación se puede ver con una relación de aspecto incorrecta, haciendo que algunos fragmentos de la pantalla estén erróneamente cortados.

Las primeras temporadas se han pasado a una relación de aspecto de pantalla ancha de 16:9, que sin darse cuenta termina eliminando fragmentos del plano. Un problema particularmente molesto para Los Simpsons, que está repleto de gags visuales.

“Todos los episodios clásicos de Los Simpson en Disney + están en formato panorámico recortado, lo que significa que te pierdes muchos chistes visuales geniales, como que Duff, Duff Lite y Duff Dry provienen del mismo tubo”, explicó un usuario.

Los Simpson se estrenó en 1989 y debido al tamaño de los televisores de entonces, muchos programas de ese momento se presentaron en una relación de aspecto 4:3. Y aunque ahora se puede seguir usando ese formato en un televisor de pantalla panorámica, para hacerlo tendría que haber barras negras en el lateral. Para eliminar esto, algunos programas en 4:3 se han ampliado a 16:9. Los Simpsons no cambió a una relación de aspecto moderna de 16:9 hasta la temporada 20 y Disney+ está tratando de compensar estirando las temporadas anteriores.

La ficción ha debutado con más cambios. El primer episodio de la tercera temporada, titulado Papá, loco de atar, contó con la voz de Michael Jackson y es uno de los más recordados de toda la historia de la serie. El capítulo, que se estrenó en 1991, se ha convertido en objeto de críticas debido a la controversia que rodea al cantante, acusado de abuso sexual a menores. Es por eso que Disney+ ha decidido eliminarlo del catálogo.