Filmando La sal de la tierra.  Foto: Fundación Wim Wenders / Facebook

Filmando La sal de la tierra. Foto: Fundación Wim Wenders / Facebook

El documental sobre la pareja de bailarines María Nieves y Juan Carlos Copes, dirigido por Germán Kral, cuenta con el enorme aporte del creador de Las alas del deseo y París, Texas, en la producción. Wenders, otra vez el gran Wim.

Ciudad de México, 14 de diciembre (SinEmbargo).- El reciente estreno en Buenos Aires del documental Un tango más, dirigido por Germán Kral, sobre la vida de los míticos bailarines Juan Carlos Copes y María Nieves, dio cuenta de la historia de amor y danza entre dos artistas muy populares en Argentina.

Poco se supo, sin embargo, que detrás de esta producción germano-argentina se encuentran la mano, el ojo y el corazón en alerta del notable cineasta Wim Wenders, quien a sus 70 años sigue dispuesto a dar batalla en la pantalla grande mundial con su cine de riesgo y apuesta alta.

Con su voz personal ya sea a través de proyectos propios como el aclamado documental Pina, sobre la coreógrafa Pina Bausch o con la voz de sus cómplices artísticos como el fotógrafo brasileño Sebasti­­­­ao Salgado o ahora su discípulo, el argentino Germán Kral.

Pina, La sal de la tierra, Un tango más…apuntes recientes de este artista entrañable nacido en  Düsseldorf en 1945, considerado uno de los cineastas alemanes más influyentes e innovadores, con trabajos como El miedo del portero ante el tiro penal y El amigo americano, entre otras.

UN WENDERS AMADO Y PREMIADO EN TODO EL MUNDO

Wenders, quien a pesar de haber sido postulado al Oscar en tres ocasiones nunca ha ganado la anhelada estatuilla dorada, recibe de todos modos muchos otros reconocimientos, tal como la retrospectiva que el MoMA le dedicó en marzo pasado y la exposición de sus fotografías de paisaje en el Museo Kunstpalast, en su ciudad natal.

Tuvo en febrero un Oso de Oro en la Berlinale, en premio a su obra polifacética y a su dilatada y prolífica trayectoria artística, con más de 40 filmes, el primero de los cuales fue el virginal Verano en la ciudad, cuando Wim tenía apenas 25 años y el más celebrado de los cuales fuera sin duda El cielo sobre Berlín, más conocido como Las alas del deseo, donde el entrañable Bruno Ganz y el ya fallecido Otto Sander (1941-2013) leían dentro de nuestras cabezas con singular alegría y desparpajo.

Un tango más, la nueva aventura cinematográfica de Wim Wenders, esta vez como productor. Foto: Facebook

Un tango más, la nueva aventura cinematográfica de Wim Wenders, esta vez como productor. Foto: Facebook

Las alas del deseo inicia con un hermoso poema de Peter Handke (aquel de “cuando el niño era niño…”), quien se había hecho también cargo del guión y con el que Wenders ha rodado recientemente la obra teatral Los hermosos días de Aranjuez (un diálogo estival), cosecha reciente del escritor austríaco, otro de los eternos candidatos al Nobel.

Entre el sinnúmero de premios que cosechó figuran varias Cintas de Oro, el León de Venecia y la Palma de Oro de Cannes. Su parodia de películas del Lejano Oeste Llamando a las puertas del cielo, también con guión con Sam Shepard (el guionista de París, Texas), fue ovacionada en el festival francés en 2005 con veinte minutos de aplausos, comenta la agencia dpa en un informe especial dedicado a los 70 años de vida del cineasta alemán.

El cineasta recibió un Oso de Oro en la pasada Berlinale, en reconocimiento a su trayectoria artística. Foto: Fundación Wim Wenders / Facebook

El cineasta recibió un Oso de Oro en la pasada Berlinale, en reconocimiento a su trayectoria artística. Foto: Fundación Wim Wenders / Facebook

LA MÚSICA, OTRA DE SUS PASIONES

La música, no sólo el cine, también representa su dulce condena y prueba de ello es el también muy celebrado documental Buena Vista Social Club, estrenado a principios del 2000 y que en México por esas fechas se proyectara en el Zócalo Capitalino, frente a una enorme cantidad de público.

En el contexto musical también tiene proyectos con el cantante irlandés Bono. Juntos producirán una película que contará con la participación del músico Willie Nelson en el papel protagónico, que se titulará Waiting for the Miracle to Come, narrará la historia de una joven que, al morir su padre, halla una carta en la que él le decía que fuera a buscar oro a Texas.

En marzo, el MoMA le dedicó una retrospectiva. Foto: Fundación Wim Wenders / Facebook

En marzo, el MoMA le dedicó una retrospectiva. Foto: Fundación Wim Wenders / Facebook

La dirección estará a cargo de Lian Lunson, que también escribió el guión y Bono, el carismático líder de U2, compondrá una canción para la banda sonora.

Con el tango, género de resonancia mundial y que también ha despertado en 1998 el interés de su colega español Carlos Saura, Wenders produce Un tango más, la historia de amor y danza entre María Nieves Rego (80) y Juan Carlos Copes (83), quienes se conocieron cuando tenían 14 y 17 años, respectivamente, y han bailado juntos desde hace casi cinco décadas.

En todos esos años se han amado y odiado, se separaron y volvieron juntos. Él la abandonó por una mujer más joven con la que formó una familia y ella dice hoy que volvería a hacer todo de nuevo, aunque sin él, puesto que “no vale la pena llorar toda la vida por un hombre”.