México

CNDH inicia investigación tras hallazgo de bebé de 3 meses muerto en penal de Puebla

15/01/2022 - 3:39 pm

El órgano autónomo pidió a las autoridades de Puebla colaborar en las investigaciones y realizar las diligencias necesarias para esclarecer los hechos, siempre en respeto a los derechos humanos de las personas privadas de su libertad al interior del centro penitenciario.

Ciudad de México, 15 de enero (SinEmbargo).– La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación por el hallazgo del cuerpo sin vida de un bebé de aproximadamente tres meses dentro de un contenedor de basura en el Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO), de San Miguel, Puebla.

El organismo autónomo también solicitó medidas cautelares al subsecretario de Centros Penitenciarios del estado de Puebla y a la Unidad Especializada de la Fiscalía General del estado para obtener su colaboración en la investigación, y que se refuercen los controles de vigilancia, revisión e ingreso en el CERESO.

“La CNDH, además de repudiar tales actos y el destino dado al cuerpo del menor, hace un llamado puntual a la Fiscalía General del estado de Puebla a efecto de realizar una investigación seria, comprometida, diligente y eficaz que permita el esclarecimiento de los hechos y determine las responsabilidades correspondientes”, indicó en un comunicado.

La Comisión asimismo exhortó a que las diligencias se hagan sin violentar ni obstaculizar los derechos humanos de las personas privadas de libertad en dichos centros, y advirtió que en visitas de supervisión previas hechas al CERESO de San Miguel identificó deficiencias en la gobernabilidad del centro.

El CERESO ubicado en San Miguel “ha representado importantes irregularidades en el rubro de gobernabilidad, respecto a las deficiencias en el ejercicio de funciones de autoridad por parte de personas privadas de la libertad (autogobierno/cogobierno); insuficiencia de personal de seguridad y custodia, entre otras”.

REPORTAN HALLAZGO DE UN MENOR MUERTO EN CERESO

El cadáver de un bebé de tres meses apareció el pasado 10 de enero en un contenedor de basura que los internos del CERESO de San Miguel iban a reciclar.

Según la necropsia aplicada por las autoridades, la causa de muerte del menor de edad fue asfixia mecánica por sofocación. El bebé fue asesinado, sin embargo, no se ha establecido si el crimen ocurrió en el interior del penal o cómo es que ingresaron el cuerpo.

Se informó que los agentes solicitaron la grabación de las cámaras de seguridad del centro penitenciario para su análisis.

-Con información de Periódico Central.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video