Bruselas, 15 abr (EFE).- Los ministros de Defensa de la Unión Europea (UE) y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, hicieron hoy hincapié en la importancia de que los Estados miembros incrementen su presupuesto en defensa, en especial teniendo en cuenta la situación en Ucrania.

Los ministros celebraron un consejo en Luxemburgo en el que discutieron los efectos de la crisis en Ucrania sobre la Política de Defensa y Seguridad Común europea, y en el que participó también Rasmussen.

“Si (la situación con) Rusia no es un desencadenante para la inversión en defensa, la puesta en común de recursos o la defensa inteligente, ¿qué lo es entonces?”, indicó el vicesecretario general del Servicio Europeo de Acción Exterior, Maciej Popowski, en una rueda de prensa al final el Consejo.

Popowski insistió en que la comunidad transatlántica “tiene que mantener su unidad y mandar un mensaje muy coherente a Rusia”, aunque reconoció que la cuestión del gasto en defensa es un problema “no sólo de la OTAN” sino de todos los países a ambos lados del Atlántico, y un “desafío para todos los Estados miembros”.

“El mantener un nivel creíble de gasto en defensa, aceptar el que la defensa no es un lujo y necesita un compromiso e inversión, es algo que ha sido reconocido por todo el mundo”, comentó con relación a las discusiones mantenidas hoy por los ministros.

Así, dejó claro que “todo el mundo está de acuerdo con que haya más cooperación entre la UE y la OTAN en seguridad y defensa, tanto en términos de desarrollo de capacidades como de compromiso operacional”.

En opinión de Rasmussen, la crisis ucraniana ha “amplificado la necesidad de reforzar la cooperación entre la OTAN, la UE y sus socios cercanos”, destacó la Alianza Atlántica en un comunicado emitido al término de la reunión.

Por ello, el político danés propuso que ambas organizaciones realicen más ejercicios, como por ejemplo entre la fuerza de respuesta rápida de la OTAN y los grupos de batalla de la UE, de modo que “estemos preparados para lo que el futuro pueda traer”.

Por otra parte, la directora ejecutiva de la Agencia Europea de Defensa, Claude-France Arnould, informó a los ministros sobre la evolución de los programas de capacidad, estandarización y certificación, investigación de uso dual o los elementos iniciales de un marco político para una cooperación a largo plazo.

Por lo que respecta al programa de capacidades sobre comunicaciones de satélite gubernamentales, Govsatcom, Arnould confirmó que España se ha ofrecido para liderar los trabajos en ese ámbito, lo que dará “más impulso político” a ese proyecto.

Por lo que respecta al programa de reabastecimiento en vuelo, señaló que para la optimización y puesta en común de los recursos relacionados se completó con éxito el pasado septiembre un primer ejercicio colectivo y que habrá otro el próximo septiembre.

También indicó que, de cara a las capacidades más a largo plazo, los cinco países participantes (España, Bélgica, Holanda, Polonia y Noruega) han solicitado información a la industria de cara a escoger para finales de este año la opción más adecuada y que presente mejor precio entre el fabricante europeo Airbus o el estadounidense Boeing, para ampliar la flota europea. EFE