Las 500,000 vacunas C0ronavac arribaron al AICM alrededor de las 6:00 horas; México contrató 17 millones 400 mil 850 dosis de este biológico.

Ciudad de México, 15 de abril (SinEmbargo).– Un lote con 500 mil dosis de la vacuna Coronavac contra la COVID-19 llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), la mañana de este jueves.

El sexto envío de de la vacuna hecha por Sinovac arribó alrededor de las 6:00 horas a la Terminal 1 del AICM, en el en el vuelo CX86 Cathay Pacific.

Al país han arribado un total de 4.5 millones de dosis de esta vacuna, el 26 por ciento del total de las 17 millones 400 mil 850 dosis que tiene contratadas México, de acuerdo con Birmex.

No serán los únicos fármacos contra la COVID-19 que recibirá el país este jueves, se tiene previsto que lleguen 487 mil 500 dosis de la vacuna de Pfizer, alrededor de las 9:00 horas, también al AICM.

China ha dado la aprobación para el uso de emergencia a cuatro vacunas para la COVID-19: dos desarrolladas por la farmacéutica Sinopharm (ambas de virus inactivado), una por Sinovac (virus inactivado) y otra por CanSino (vector viral no replicante).

El pasado 11 de abril, el director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, Gao Fu, admitió que la eficacia de las vacunas para la COVID-19 de su país no es alto, y apuntó que Pekín estudia la mezcla de varias o un cambio en las pautas de vacunación de estas a fin de aumentar la eficacia del antígeno.

Citado por el diario hongkonés South China Morning Post, Gao indicó en una conferencia en la ciudad central china de Chengdú que Pekín valora dos vías de mejora “para solucionar el problema de que la eficacia de las vacunas actuales no es alto”.

Una de estas sería ajustar la inoculación -ya sea aumentando la dosis, el número de dosis o el espaciado entre estas- y la otra, combinando vacunas de distinto tipo de tecnología.

En el caso de la vacuna de Sinovac, se realizaron ensayos clínicos fuera de China que dejaron distintas tasas de eficacia: mientras que las pruebas realizadas en Turquía arrojaron una efectividad del 91.25 por ciento, los datos proporcionados por Indonesia apuntaron a un 65.3 por ciento y Brasil rebajó al 50.4 por ciento el porcentaje, una semana después de haber anunciado un 78 por ciento.

Las tasas de efectividad de las vacunas de Sinopharm son de entre el 72,5 por ciento y el 79 por ciento, mientras que CanSino afirma que su antígeno tiene una eficacia del 75 por ciento.

La directora del Departamento de Inmunizaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O’Brien, señaló que la eficacia de las vacunas contra la COVID-19, incluidas las chinas, es en general mayor cuando se trata de prevenir casos severos o graves.

“Los resultados de cada una de las vacunas han mostrado que hay mucha más eficacia cuando la enfermedad es más grave. Todas las vacunas han tenido una eficacia muy alta en cuanto a (evitar) hospitalizaciones y casos graves”, dijo en una rueda de prensa en abril pasado.

“En esta fase, cuando estamos centrándonos en reducir hospitalizaciones, muertes y casos graves, lo que importa realmente es la eficacia contra esta fase más seria de la enfermedad, la más crítica”, agregó.

El grupo de expertos de la OMS que estudia las vacunas contra la COVID-19 explicó que está terminando su análisis de las desarrolladas en China por Sinovac y Sinopharm, y en los próximos días confirmará si autoriza o no su uso de emergencia.

–Con información de EFE