México, 15 may (EFE).- El escritor mexicano Carlos Fuentes, quien pereció hoy en esta capital, dejó prácticamente listos para su publicación dos trabajos, un ensayo centrado en las personas que más le influyeron y una novela que verá la luz en noviembre.

El primero de esos libros llevará por título “Personas” y es un ensayo que será publicado en junio, dijeron a Efe fuentes de la editorial Alfaguara en México.

Sobre este ensayo, prácticamente ultimado, Fuentes decía que se tenía que “apurar a publicarlo” porque contiene sus impresiones acerca de casi una veintena de personas, todas ellas ya fallecidas, que habían sido importantes en su vida, revelaron las fuentes.

Fuentes (1928-2012) tenía previsto, además, lanzar una nueva novela, “Federico en su balcón”, en la que planteaba un diálogo con el filósofo alemán Friedrich Nietzsche y que esperaba presentar en noviembre próximo en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

En una entrevista que publicó este lunes el diario español El País, Fuentes dijo que escribir era su fórmula para mantenerse joven.

“Mi sistema de juventud es trabajar mucho, tener siempre un proyecto pendiente. Ahora he terminado un libro, ‘Federico en su balcón’, pero ya tengo uno nuevo, ‘El baile del centenario’, que empiezo a escribirlo el lunes en México”, apuntó.

“Me levanto por la mañana y a las siete y ocho estoy escribiendo. Ya tengo mis notas y ya empiezo. Así que entre mis libros, mi mujer, mis amigos y mis amores, ya tengo bastantes razones para seguir viviendo”, contaba el escritor.

El encuentro tuvo lugar a comienzos de este mes en Buenos Aires, en donde el escritor participó en la Feria del Libro. En esa ocasión, Carlos Fuentes firmó ejemplares durante horas, recibió a decenas de periodistas y no mostró un atisbo de cansancio.

El escritor mexicano falleció hoy en el sur de la capital mexicana tras ser hospitalizado de manera repentina, indicaron fuentes de la editorial.

Esta mañana se encontraba en su casa, ubicada en el barrio de San Jerónimo, en el sur de la capital, pero se sintió indispuesto y fue trasladado a un hospital del sur de la capital, donde se logró estabilizarlo, pero posteriormente falleció.

El médico Arturo Ballesteros, quien atendió al novelista en su casa, reveló a una emisora que tuvo una “hemorragia masiva en el curso de la noche”.

Ballesteros dijo que a las 5.00 hora local (10.00 GMT) la esposa del autor, Silvia Lemus, se dio cuenta de su estado, pero cuando su médico acudió a su domicilio ya había entrado en estado de shock.

“Lo trasladamos inmediatamente al Hospital Ángeles, desafortunadamente a pesar de todas las maniobras que se hicieron falleció a las 12:15”, precisó el médico.

Su muerte sorprendió a Fuentes antes de trasladarse en junio a Londres, donde residía buena parte del año.

El escritor se encontraba bien de salud, tanto “que se echó un viaje de más de un mes a Estados Unidos, a Brasil, a la Feria del Libro de Buenos Aires y a Chile” hace poco, señalaron a Efe las fuentes de Alfaguara.

Incluso tenía previsto ofrecer en los próximos días algunas entrevistas con motivo de la publicación de su próxima novela. EFE