Ciudad de México, 15 de mayo (SinEmbargo).– El Gobierno de España decidió meter a las ciudades mexicanas de Los Mochis, Culiacán y Mazatlán en Sinaloa, como zonas de riesgo medio luego del asesinato de dos comerciantes de esa nacionalidad que fueron encontrados sin vida en un auto sumergido el pasado 10 de mayo.

Antes del hallazgo, un portavoz oficial del gobierno español informó que Fernando Carmona Romero, de 57 años, y José Montoya Lozada, de 58 tenían una semana reportados como desaparecidos.

La misma fuente informó que habían viajado a Culiacán, de Guadalajara, para vender abrigos en recorridos por distintas poblaciones.

Por tal motivo el país ibérico actualizó su alerta de viaje, e instó a sus ciudadano a extremar precauciones.

Al respecto, Mario López Valdéz, Gobernador de Sinaloa, se dijo preocupado por la emisión de la alerta de riesgo.

“Que más quisiéramos que esos hechos no se presentaran, pero esto así es. Hemos tenido días tranquilos de cero y de pronto puedes tener un día de cinco, seis muertos, un día de 10, 12 muertos”, dijo.