La fallida moción, presentada por el Diputado Gary Alejano, pedía la inhabilitación del presidente por “violación culpable de la Constitución, traición de la confianza pública, sobornos y otros crímenes”.

El Presidente filipino Rodrigo Duterte Foto:AP

Manila, 15 mayo (EFE).- El Parlamento de Filipinas decidió hoy desestimar la solicitud para abrir un proceso de inhabilitación del Presidente del país, Rodrigo Duterte, por su supuesta implicación en asesinatos y otros crímenes.

El Comité de Justicia de la Cámara de Representantes -de 50 miembros, aunque solo 42 se presentaron a la votación de hoy- falló por unanimidad que la moción para el proceso de destitución carece de fondo, por lo que será desechada.

Previamente, 41 de los 42 congresistas habían aceptado que la petición de “impeachment” era suficiente en cuanto a forma, según el resultado de la votación televisada que siguió a un debate de unas cuatro horas.

La fallida moción, presentada por el Diputado Gary Alejano, pedía la inhabilitación del presidente por “violación culpable de la Constitución, traición de la confianza pública, sobornos y otros crímenes”.

La demanda citaba los “escuadrones de la muerte” supuestamente dirigidos por Duterte cuando este era alcalde de Davao y las más de 7.000 muertes de la “guerra contra las drogas” que el mandatario inició al asumir la presidencia a finales de junio.

También denunciaba supuestos pactos secretos con China que perjudican a Filipinas en sus disputas territoriales en el mar de China Meridional y presuntas sumas no declaradas.

La moción de Alejano, cuyo partido integra a militares que dieron un golpe de estado fallido en 2003, ha sido el primer intento de iniciar un “impeachment” contra el actual presidente desde que éste asumió el cargo hace menos de un año.

Los miembros del Comité de Justicia interpelaron hoy a Alejano, que insistió en relacionar directamente al presidente con las más de 7 mil muertes atribuidas a su campaña antidrogas, que ha creado un ambiente de impunidad para matar a supuestos narcotraficantes y toxicómanos.

El resultado favorable a Duterte en la votación de hoy no ha sido una sorpresa, ya que de los 292 miembros del Parlamento al menos 267 son considerados aliados suyos, y el mandatario sigue gozando de un amplio apoyo popular entre los filipinos.