Teodoro Cano García dejó un legado artístico muy importante con sus obras, especialmente para Veracruz, entidad de la que era originario y en la que apoyó y promovió el muralismo entre los jóvenes. Aquí te compartimos siete datos de este destacado veracruzano.

Ciudad de México, 15 de mayo (SinEmbargo).- El muralismo es una de las expresiones artísticas símbolo de México, este movimiento surgió en la década de 1920, y tuvo su periodo más importante hasta la década de los 50, los artistas buscaban plasmar su visión del país, difundir la cultura con un fin educativo. La mayoría de estos murales se encuentran en las paredes de edificios públicos. De esta expresión artística surgieron nombres como David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera y Teodoro Cano, este último, un veracruzano destacado que falleció en abril del año pasado. Con esto en mente te compartimos algunos datos de Teodoro Cano, quien representó a la cultura Totonaca en su trabajo.

Teodoro Cano García nació en 1932 en Papantla, Veracruz. Conoció a Diego Rivera en la década de los 40, Rivera vio el talento del joven en uno de sus trabajos e hizo que se trasladara a la Ciudad de México para ser su asistente. Diego Rivera reconoció la importancia de una capacitación formal por lo que ayudó para que Cano obtuviera una beca en la Academia de San Carlos de la Universidad Nacional Autónoma de México. Tras graduarse regresó a trabajar con Rivera y con José Chávez Morado.

Cano trabajó como ayudante en las obras del Estadio Olímpico Universitario, la biblioteca y los edificios de la Facultad de Ciencias en Ciudad Universitaria.

Durante sus estudios obtuvo muy buenas calificaciones por lo que se hizo acreedor a la medalla al mejor pasante de la carrera de Maestro de Artes Plásticas y la medalla Justo Sierra.

Teodoro Cano realizó su primer mural entre 1953 y 1954 a solicitud de Simón Villegas, el espacio elegido fue el teatro estudio de la XEPR y el tema fue la historia del petróleo. Desafortunadamente es ya una obra inexistente.

En 1974 fue nombrado coordinador del Movimiento Nacional de Muralismo y Expresión Plástica en el Medio Rural debido al programa de muralismo en el medio rural que inició para involucrar a estudiantes y ayudar así en su formación.

Este destacado artista fue director del Taller de Artes plásticas de la Universidad Veracruzana, además fundó y dirigió los Talleres Libres de Arte en Papantla.

Algunas de sus obras en edificios veracruzanos son “Historia de la educación” en la Benemérita Escuela Normal Veracruzana; “Historia de la medicina” ubicada en el Centro de Especialidades Médicas “Doctor Rafael Lucio”; además de “La historia del Movimiento Agrarista en la Confederación Nacional Campesina, entre otras.

Uno de sus trabajos más representativos es el mural escultórico de la Cultura Totonaca que se ubica frente a la plaza principal de Papantla. El mural fue inspirado los valores históricos y culturales totonacos, en él se encuentra Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, sin embargo, este trabajo inicia con la figura del Dios del trueno del Tajín que se representa en una figura humana descarnada de cuyas orejas sale el símbolo del rayo, a la altura de la cola de la serpiente emplumada se encuentra una figura que hace alusión al sedentarismo y a la agricultura, destaca la figura de una mazorca y un nuevo ser dentro de él. El mural representa también el juego de pelota practicado en el Tajín, un deporte ritual y en el que se incluye el sacrificio de uno de los jugadores.

El mural a la cultura Totonaca, describe la historia de Papantla. Foto: veracruz.mx