A través de una carta dirigida a la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, la Embajada de Canadá en México señaló que el Acuerdo para garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional con motivo del reconocimiento de la epidemia de enfermedad por el virus SARS-COv2 (COVID-19) establece acciones y estrategias de control operativo que ponen en riesgo la “operación y continuidad” de proyectos de energía renovables de empresas canadienses en el país.

Ciudad de México, 15 de mayo (SinEmbargo).- La Embajada de Canadá en México y la Unión Europea alertaron sobre los riesgos que representa para las inversiones en el sector de energías renovables la reciente publicación del Acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

A través de una carta dirigida a la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, la Embajada de Canadá en México señaló que el Acuerdo para garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional con motivo del reconocimiento de la epidemia de enfermedad por el virus SARS-COv2 (COVID-19) establece acciones y estrategias de control operativo que ponen en riesgo la “operación y continuidad” de proyectos de energía renovables de empresas canadienses en el país.

Además, indicó en la misiva el Embajador Graeme Clark, establece cambios en la leyes y políticas que atentan contra la inversión y proyectos en México.

“En los últimos meses, empresas canadienses con inversión y proyectos en el país, han enfrentado diversos desafíos manifestando su preocupación por la política de cancelación de subastas de energía limpia; la publicación en octubre 2019 del Acuerdo por el que se modifican los lineamientos que establecen los criterios para el otorgamiento de Certificados de Energía Limpia, así como el retraso en consultas y autorizaciones por parte de diferentes autoridades”, manifestó el diplomático”, abundó.

Agregó que empresas como ATCO, Canadian Solar, Cubico Sustainable Investments y Northland Power an confiado en México para realizar inversiones pero, consideró, que las medidas tomadas ante la contingencia por la COVID-19 ponen en riesgo a corto plazo inversiones por 450 millones de dólares, asó como la creación de más de mil empleos.

Por ello, solicitó una reunión telefónica con la titular de la Secretaría de Energía para hablar sobre el tema y darle seguimiento.

Por su parte, en otra carta, la Delegación de la Unión Europea comentó que el Acuerdo de la Cenace podría afectar la inversión privada y la extranjera en México.

“La Unión Europea ya había elevado las inquietudes de varias empresas europeas involucradas en el desarrollo y fomento de las energías limpias en México frente a algunas decisiones gubernamentales que están afectando al sector, tales como la suspensión indefinida de las subastas de electricidad de fuentes de energía limpia y el cambio de la Regulación de los Certificados de Energía Limpia”, dijo el encargado de Negocios de la UE, Jean-Pierre Bou, en el texto enviado a Nahle.

Externó que hubo un “acontecimiento adicional” que aumentó las preocupaciones de la Delegación de Unión Europea, por lo que también solicitó una reunión virtual para hablar sobre el impacto del Acuerdo a las inversiones, así como las afectaciones al sector energéticos.

“Los embajadores de los Estados Miembros de la Unión Europea y de la Delegación de la Unión Europea nos gustaría reunirnos con usted, incluso virtualmente si las condiciones aún no permiten reunirnos en persona, para valorar las últimas medidas adoptadas en el sector de las energías renovables, conocer su extensión en el tiempo, y medir su impacto sobre la inversión nacional y extranjera, y sobre las repercusiones en el fortalecimiento del sector energético en genera”, solicitó.

Refirió que el Acuerdo de Cenace causará un impacto negativo en 44 proyectos de generación de energía limpia en 18 estados, lo que pondrá en riesgo inversiones, incluyendo las de empresas de la Unión Europea, que superan los 6 mil 400 millones de dólares.