Esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que continuarán con las medidas entorno a los proyectos privados de energías renovables para evitar “abusos” de las empresas.

Ciudad de México, 15 de junio (SinEmbargo).– Ante diversos ajustes en el sector eléctrico por parte del Gobierno federal y una serie de amparos, la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) pidió un marco regulador predecible para evitar “sorpresas” que inhiban las inversiones para los proyectos sin emisiones contaminantes ante la necesidad de diversificación por la crisis del petróleo.

En el Día Mundial del Viento, el presidente de la AMDEE, Leopoldo Rodríguez Olivé, planteó que aunque para 2020 se prevé mil 300 MGW más de capacidad con mil 500 millones de dólares, no se podrán desarrollar todos los proyectos planeados.

“No tenemos un panorama para mayor crecimiento para los próximos años, porque no tenemos la seguridad jurídica para detonar todo el potencial”, dijo.

El año pasado, documentó, se instalaron mil 149 MGW de nueva capacidad, por lo que van 6 mil 170 MGW en total con lo cual se ha evitado la emisión de 11.3 millones de toneladas de CO2, el equivalente a sacar de circulación 3 millones de autos.

Esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en conferencia que insistirán con las acciones de la Secretaría de Energía para evitar el “saqueo”, ya que muchas empresas particulares y extranjeras “abusan” al vender energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) “a precios elevadísimos hasta con subsidio, lo que no sucede en ninguna parte del mundo”. Pero negó que vayan a nacionalizar la industria eléctrica.

Este recurso eólico se impulsa en 13 estados con más de 13 mil empleos permanentes, sobre todo en manufactura, y se espera llegar a 18 entidades, donde se busca fortalecer “el vínculo” con los pueblos originarios con derecho a una consulta libre, previa e informada, a través de apoyos en educación o médicos, expuso el presidente de la AMDEE, Leopoldo Rodríguez.

México ocupa el lugar 13 en el contexto de emisiones de CO2 y el impacto en la contaminación y salud tienen el costo del 3 por ciento del PIB. Foto: Cuartoscuro.

Destacan zonas por su viento como Oaxaca, Tamaulipas, Nuevo León y Yucatán, pero en México se pueden tener proyectos en toda la República porque las tecnologías de las turbinas han mejorado para aprovechar el potencial del viento, destacó Riccardo Bracho, del Laboratorio Nacional de Energías Renovables de Estados Unidos.

Otro mito, desmintió Bracho, es la variabilidad temporal, ya que la compostura entre el viento y el sol se compagina muy bien. En la noche, cuando la energía solar decae, es cuando el viento tiende a correr más.

En el mundo, el 23 por ciento de las emisiones de CO2 se dan en la generación de electricidad, solo después del transporte. México ocupa el lugar 13 en el contexto de emisiones de CO2 y el impacto en la contaminación y salud tienen el costo del 3 por ciento del PIB.

“Necesitamos contar con una visión a largo plazo en cuanto a las reglas con las que operamos”, reiteró el presidente de AMDEE. “Las decisiones que tomemos hoy en esta coyuntura para adoptarnos a un nuevo panorama repercutirá para las siguientes generaciones de nuestro país y del mundo. Tenemos una gran oportunidad; tenemos que tomarla”.

AJUSTES DE LA AUTORIDAD ENERGÉTICA

Francisco de Rosenzweig, socio de la división Energía de la firma internacional White & Chase, recordó que algo fundamental para poder desarrollar y obtener inversiones en energías renovables en los últimos años fue tener reglas claras y un marco normativo como los permisos legados y los contratos de interconexión.

Pero durante las últimas semanas, ha habido una serie de publicaciones en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por parte del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para “privilegiar” a las fuentes fósiles por razones de “confiabilidad”.

“El acuerdo de la Cenace (de pausar 44 proyectos de energía renovables) fue una sorpresa para generadores eólicos y solares. Generó confusión porque no se esperaba y había un conjunto de proyectos que se encontraban en prueba preoperativa o casi para terminar construcción y solicitar la operación comercial”, dijo de Rosenzweig. “Estos generadores tienen compromisos económicos con particulares y la CFE, por lo que era relevante poder concluir la construcción y entrar en operación”.

Por ello se vieron en la necesidad de buscar amparos en tribunales para suspender la medida, por lo que algunos han podido avanzar. Además de las empresas, Greenpeace México –con apoyo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA)– también pidió una suspensión para defender el derecho al medio ambiente sano e impulsar la transición a energías limpias.

A finales de mayo el Juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, Juan Pablo Gómez Fierro, ordenó suspender de manera provisional (expediente 104/2020) la aplicación del Acuerdo del Cenace y de la Política de Sener en materia de generación de energía eléctrica, emitidos respectivamente el 29 de abril y el 15 de mayo pasados.

La Sener busca combatir el amparo ganado. Foto: Cuartoscuro

“La ciudadanía obtiene una victoria en términos de la protección a sus derechos humanos a un ambiente sano, a la protección a la salud, a la participación en asuntos medioambientales y a la legalidad, principal interés de la organización ambientalista”, consideró María Colín, especialista en derecho ambiental de Greenpeace México.

La organización pidió investigar y corregir cualquier irregularidad que haya en las concesiones o en las subastas otorgadas en el pasado, incluyendo en su caso el castigo a los funcionarios públicos y personas privadas que hayan incurrido en presuntas violaciones administrativas o penales. Sin embargo, acusó, los instrumentos de política energética del Cenace y la Sener violan el respetar la sustentabilidad en materia energética, fomentar la utilización de energías renovables y asegurar la disminución de las emisiones contaminantes en la industria eléctrica.

Pero después de los recursos jurídicos, la Sener respondió que “combatirá” el amparo y la Comisión Federal de Electricidad incrementó hasta en un 775 por ciento la tarifa para la transmisión de energías renovables producidas por plantas privadas construidas antes de la Reforma Energética. Las nuevas tarifas surgen luego de que, el pasado 28 de mayo, la Comisión Reguladora de Energía aprobó por unanimidad el incremento para las centrales de generación de energía renovables o cogeneración eficiente.

“El sector eléctrico había sido bastante predecible. Estamos buscando sumar más capacidad de energía renovable y que las reglas de los proyectos puedan seguir siendo predecibles”, pidió Francisco de Rosenzweig, socio de la división Energía de la firma internacional White & Chase. “Algo que permite un gana- ganar es un marco regulador predecible”.