El Senador morenista tomó esa determinación luego de que considerara que sí es conveniente convocar a una tregua, después de las diferencias que han existido entre sus compañeros de partido.

Ciudad de México, 15 de junio (SinEmbargo).- El coordinador de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Senado, Ricardo Monreal, respaldó la idea de que se llegue a una tregua y se abra una investigación con relación al pago de 395 millones de pesos a compañías “fachada” administrados por la dirigencia de Yeidckol Polevnsky.

El Senador morenista tomó esa determinación luego de que considerara que sí es conveniente convocar al “pacto de paz”, después de las diferencias que han existido entre sus compañeros de partido.

“Es muy desafortunado que nos encontremos enfrentados, aunque he dicho que no abonaré, que no me involucraré en asuntos del partido, creo que debe de convocarse una tregua para revisar bien los expedientes para no judicializar un asunto interno. Se va a investigar internamente, no quiere decir que haya impunidad, pero sí es necesaria una tregua interna”, declaró Monreal.


A su vez, el líder morenista mencionó que confiaba en la honestidad y sensatez de Polevnsky, aunque aclaró que su compañera debía responder por las acusaciones contra su persona.

En ese contexto, detalló que el liderazgo de Alfonso Ramírez Cuéllar podría ayudar para que Morena corrija el rumbo, sobre todo, con miras al 2021, ya que actualmente el partido no pasa por su mejor momento. Y recordó que de ello dependerá que puedan ganarse al menos 12 de 15 gubernaturas.

“Creo que es un mal momento para acrecentar las diferencias al interior. En Morena éste debiera ser un momento clave, de unidad, para que se pueda enfrentar con éxito el futuro de un proceso electoral competido, complejo, que ya ha iniciado. Estos conflictos, aunque no lo queramos, generan desconfianza y genera alejamiento en la base militante y simpatizante de Morena. Nos coloca como un partido alejado del propósito que nos motivó a pertenecer a este movimiento y más tarde formar el partido”, reflexionó el zacatecano.

Con relación al Presidente López Obrador, Monreal sostuvo que el mandatario actúa de manera elocuente, alejado de las vicisitudes que aquejan a Morena, aunque admitió que ello provoca un poco de nostalgia.

“Por un lado actúa de manera congruente: su ausencia sí nos genera a algunos nostalgia, necesidad de vinculación y obviamente liderazgo. Durante muchos años caminamos con la dirección y la conducción del Presidente, pero como líder único no se formaron cuadros o están dispersos o están en la administración pública ya y ahora el partido tiene una gran ausencia”, concluyó.

La desavenencias se recrudecieron cuando, en enero pasado, relevada como dirigente por Alfonso Ramírez Cuéllar en sesión de consejeros, Yeidckol Polevnsky desconoció el encuentro, y advirtió que interpondría impugnación.

Mientras tanto, el nuevo líder se dispuso a presentar actas notariales para defender su nombramiento y arguye que su designación se fincó en la “representación legítima” del partido. Senador suplente desconoce ambos liderazgos y propone establecer plazo de 90 días para renovar formalmente la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

A pesar de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló (por falta de quórum) la asamblea del 30 de noviembre de 2019, en la que quedó programado el congreso extraordinario, la titular del Consejo Nacional, Bertha Luján, procedió a la realización de la sesión, en la cual Alfonso Ramírez Cuéllar fue elegido como dirigente interino.

-Con información de Zeta.