México

AMLO anuncia Reforma Electoral (INE y Congreso); a la CFE y a la GN

15/06/2021 - 9:15 am

López Obrador agregó que si las reformas constitucionales que promueva no son aceptadas por la Cámara de Diputados y el Senado, ahora que Morena ya no tiene la mayoría calificada en el Congreso,  será “responsabilidad de los legisladores” el apoyo a las “injusticias”.

Ciudad de México, 15 de junio (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció esta mañana, cuando se inicia su segundo periodo de tres años, que habrá tres reformas constitucionales. Una es para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE); otra es la Reforma Política, que revisa al Instituto Nacional Electoral (INE) y además la composición del Congreso para eliminar los legisladores plurinominales; y una tercera que afianza la Guardia Nacional.

El Jefe del Ejecutivo federal recordó algunas de las acciones que ha emprendido su Gobierno en el primer trimestre de su sexenio, sin embargo, señaló que aún hay trabajo por hacer.

Durante la conferencia de prensa matutina, el mandatario dijo que en su más reciente encuentro con empresarios sí habló sobre las reformas que enviará al Congreso, sin embargo, aclaró que éstas no incluyen reformas para el aumento de impuestos.

Con ello, recalcó que aunque en administraciones anteriores se habló de reformas fiscales, y éstas significaron el aumento de impuestos y precios, su Gobierno no lo hará, por lo que no habrá aumento “ni en el corto, ni en el mediano plazo, ni en el largo plazo en todo el sexenio” del precio de los energéticos.

“La llamada reforma fiscal del Gobierno anterior fue aumentos de impuestos. Entonces que no se vaya a confundir nadie. No hay aumentos de impuestos en términos reales de los precios de combustibles; o sea, no hay gasolinazos ni en el corto, ni en el mediano plazo, ni en el largo plazo en todo el sexenio. No hay aumentos de impuestos. No hay aumentos en el precio de las gasolinas, del diésel, del gas y de la luz, para que se tenga esto presente”, insistió.

El Presidente expuso que aunque ya han sido aprobadas varias de las reformas promovidas desde el Ejecutivo, al menos faltan tres por impulsar en esta segunda mitad de su mandato.

Recordó que las principales reformas constitucionales -elevación del rango constitucional el derecho a la pensión de adultos mayores, de niñas y niños con discapacidad; derecho de estudiantes pobres a recibir una beca; medicamentos y atención médica gratuitos- fueron aprobadas ya.

“Las reformas que vamos a promover básicamente son tres y en su momento, porque ya las principales reformas constitucionales fueron aprobadas. Destaco una de la que me siento muy contento de su aprobación: el que se haya elevado a rango constitucional el derecho a la pensión de adultos mayores, de niñas y niños con discapacidad; el derecho de estudiantes pobres a recibir una beca; y el derecho a la atención médica y a los medicamentos gratuitos. Esa es una gran reforma que ya se aprobó aún en contra de un partido conservador, de esos que no quieren a los pobres, que no le tienen amor al prójimo. Pero de todas maneras se aprobó esa reforma”, comentó frente a la prensa en Palacio Nacional.

También mencionó que ahora la corrupción es calificada como delito grave, que se puede dar la revocación de mandato bajo la democracia participativa, y que el Presidente puede ser juzgado en funciones como cualquier otro ciudadano por cualquier delito, “que ya no tenga fuero”, además de la prohibición a la condonación de impuestos.

“Entonces ya las reformas principales a la Constitución ya se aprobaron. Voy a mencionar otra que es clave. Está prohibido por la Constitución y así se establece en el Artículo 28, la condonación de impuestos porque los de mero arriba que ahora están enojados, durante décadas, no pagaban impuestos o les devolvían los impuestos. Y ahora no hay condonación de impuestos, por eso tenemos una buena recaudación”, enfatizó.

López Obrador detalló que la primera de las tres reformas que impulsará, será para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual fue “debilitada durante el periodo neoliberal”. Agregó que con ésta se buscará que las familias mexicanas sean quienes paguen menos por el servicio de electricidad, y no las empresas, con las cuales se tenía un acuerdo y pagaban poco dinero por el gasto de luz.

“¿Qué nos queda? Pues tres reformas constitucionales. […] Una que fortalezca a la Comisión Federal de Electricidad porque durante el periodo neoliberal apostaron a destruirla para dejar el mercado de la industria eléctrica a los particulares, sobre todo a las empresas extranjeras que se apoderaron de México. Era nuestro país como una tierra de conquista y esto afectó a los usuarios, a los consumidores, al pueblo porque aumentaban y aumentaban los precios de la luz mientras se les daban subsidios a las empresas particulares. Tan abusaron que una empresa española, Iberdrola, se atrevió a ofendernos a los mexicanos, contratando como empleado al expresidente [Felipe] Calderón. También a la que había estado de Secretaria de Energía se la llevó a trabajar a la empresa”, remarcó.

En ese sentido, AMLO aclaró que su reforma no promoverá la desaparición de empresas particulares, sino que se legislará para que el 54 por ciento del mercado corresponda a la CFE y el 46 por ciento a particulares.

El oriundo de Tabasco confesó que no se tenía planeado llegar a una reforma constitucional en materia energética, por eso se hizo una reforma a una Ley para resolver este problema, pero que debido a que los jueces comenzaron a mover amparos en contra de ésta incluso antes de ser publicada, se tomó la decisión.

“Yo no quería llegar a una reforma constitucional en materia eléctrica, por eso se hizo una reforma a una Ley para resolver este problema, pero todavía no se publicaba la Ley que fue aprobada y empezaron a aprobarse por los jueces los amparos. ¿Qué nos queda? Pues una reforma constitucional. Si los legisladores dicen que no, yo ya cumplí. Si ellos quieren seguir apoyando esta injusticia, el que empresas particulares tengan mejor trato que la Comisión Federal de Electricidad, pues que asuman su responsabilidad”.

La segunda reforma que promoverá será de índole electoral, con la cual pretende que “de verdad haya independencia” de parte de las instituciones electorales y que éstas no sirvan a intereses a favor de grupos específicos.

“Esa es una. Dos: una reforma electoral para que de verdad haya independencia en todo el proceso de las elecciones, que no domine el conservadurismo. […] Tenemos que buscar la forma de que quienes coordinen los procesos electorales sean gente de inobjetable honestidad, rectos, auténticos demócratas. Se lo dije a los empresarios. ¿Qué es un demócrata? Es una gente que independientemente de su origen de clase o de su manera de pensar, actúa con rectitud”, añadió y explicó que los actuales órganos electorales intervinieron en su momento para “evitar que llegara un populista a la Presidencia”, promoviendo el fraude electoral.

Ahondó que la reforma electoral también legislará en los costos, pues “no es posible que se destinen 20 mil millones de pesos a las elecciones, para partidos, para el INE y el Tribunal”. El Presidente dijo que “el país no está para eso” y que de hecho, las elecciones en México son las más caras del mundo.

También aprovechó para comentar que no debería haber tantos diputados y senadores y que en las cámaras sólo podría quedarse la mayoría y no los 200 plurinominales.

“Necesitamos esos recursos para el desarrollo, para el bienestar del pueblo. Otra cuestión: ¿para qué tantos diputados? ¿Por qué no nada más se quedan los de mayoría? ¿Por qué no se quitan los 200 plurinominales? Pero esto no sólo en la Cámara de Diputados, sino también en la de Senadores. Vamos a reformar la Ley, la Constitución para que haya democracia plena”, añadió el morenista.

Finalmente, dijo que se reformará a la Guardia Nacional para que se incorpore a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y así no se padezca lo que sucedió con la Policía Federal, además de lo que sucedió con el Secretario de Seguridad Pública en el Gobierno de Felipe Calderón.

“Y la tercera: la Guardia Nacional. No quiero que suceda lo que pasó con la Policía Federal, que se integró y se echó a perder, al grado de que está preso el que fue Secretario de Seguridad Pública en el Gobierno de Felipe Calderón. Y además esa policía no cumplió, no actuó con profesionalismo. Y nunca tuvo el apoyo que necesitaba. Los elementos tenían que acampar, ir a vivir en hoteles, en situaciones lamentables. Nunca se preocuparon. Manejaban muchísimo dinero con poca transparencia porque consideraban el presupuesto como un asunto de seguridad nacional. No informaban”, indicó.