Las licitaciones contemplaban desarrollos en San Luis Potosí y Guanajuato y una en Baja California Sur. Se trataban de la generación mediante combustóleo o gas natural.

El procedimiento cancelado no exige una “compensación o indemnización alguna” por su parte aunque la preparación de las ofertas pudiera haber generado costos a las empresa concursantes.

México, 15 de julio (EFE).- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció la cancelación de tres licitaciones públicas para la construcción de plantas eléctricas en México alegando incertidumbre derivada de la pandemia, informaron este miércoles fuentes del sector.

“La Comisión Federal de Electricidad ha determinado que no existen las condiciones necesarias para continuar con el desarrollo del Concurso Abierto Internacional con Número CFE-0036-CACOA-0014-2019″, detalló la empresa estatal en varios documentos fechados el 14 de julio.

Esta licitación contemplaba contratos de obra llave en mano para desarrollar proyectos en San Luis Potosí y Guanajuato -ambas centrales de ciclo combinado- y una en Baja California Sur de generación mediante combustóleo o gas natural.

La CFE alega que se canceló esta licitación “derivado de la crisis y de los efectos dentro de la productividad y la economía mundial que ha generado la pandemia por COVID-19 y que también ha impactado nuestra nación”.

Esta acción, siempre según la CFE, buscaría no endeudar el país y “optimizar los recursos económicos”.

Debido a esta falta de “condiciones necesarias”, la compañía estatal anunció la decisión de “cancelar” el concurso, “sin responsabilidad alguna para la Comisión y dando por concluido el proceso de contratación”.

Además, aclaró la CFE, el procedimiento cancelado no exige una “compensación o indemnización alguna” por parte de la estatal eléctrica, ello aunque la preparación de las ofertas pudiera haber generado costos a las empresa concursantes.

El pasado 26 de septiembre de 2019, el Gobierno mexicano anunció que la CFE licitaría hasta seis centrales eléctricas -entre ellas, las tres canceladas- por un valor aproximado de 2 mil 400 millones de dólares.

En abril y mayo se publicaron dos acuerdos gubernamentales que limitan la energía renovable y la iniciativa privada, favoreciendo a la estatal CFE, lo que generó críticas en el sector y entre organismos civiles.

Estas medidas han ido acompañadas de exabruptos contra empresas extranjeras, preocupadas cada vez más por su inversión en México.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación notificó a finales de junio la suspensión provisional de la nueva política de la Secretaría de Energía (Sener) referente a la limitación de energía eléctrica renovable, en tanto se resuelve su constitucionalidad.

APOYO AL SECTOR CARBONERO

En medio de esta polémica, la CFE anunció este lunes que adquirirá 2 millones de toneladas de carbón a través de un proceso de adjudicación directa con contratos multianuales que van de julio de 2020 a diciembre de 2021.

“El proceso se realiza con apego a los principios instruidos por el presidente de México: cero corrupción, cero coyotaje, preferencia a pequeños productores, honestidad en la entrega del mineral y precios justos”, indicó el organismo en un boletín.

Según la CFE, esta compra de carbón no implica que la compañía estatal apueste por las “energías sucias”.

“Mientras a nivel mundial el 38 por ciento de la energía generada se produce a base de carbón, en México solo el 9.46 por ciento de la energía generada es producida con base en carbón, lo que desmiente las versiones periodísticas que aseguran que la CFE apuesta por energías sucias”, concluyó.