México

Empresas israelitas beneficiadas por Tomás Zerón lo ayudaron a escapar: Encinas

15/07/2021 - 11:30 am

Tomás Zerón es acusado de comprometer la investigación del caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa e investigado por el presunto desfalcó de más de mil 100 millones de pesos destinados a la compra de equipo de defensa e inteligencia.

Ciudad de México, 15 de julio (SinEmbargo).– Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos de México, dijo a The New York Times que Tomás Zerón de Lucio tenía conexiones con poderosas empresas israelíes que fueron las que le ayudaron a huir de México.

Mientras estaba en el cargo, Zerón autorizó la compra de decenas de millones de dólares en sistemas de vigilancia a empresas privadas de inteligencia. El Gobierno de Enrique Peña Nieto utilizó uno de los programas de vigilancia, Pegasus, desarrollado por el Grupo NSO de Israel, para atacar a periodistas, abogados y activistas, según descubrió una investigación de The New York Times.

México también desplegó el software espía Pegasus contra el equipo de investigadores internacionales traídos para llegar al fondo de la masacre de Iguala, donde 43 estudiantes fueron desaparecidos, como parte de una campaña del Gobierno para frustrar esa investigación.

Encinas le reveló a Ronen Bergman y Oscar López, de The New York Times, que algunas de esas empresas, incluida NSO, han ayudado a Zerón desde que se fue de México. “No proporcionó ninguna evidencia directa de eso, y el Times no pudo confirmarlo. Una portavoz de NSO dijo que la compañía nunca se había reunido con Zerón ni lo había ayudado, ni antes ni después de su salida de México”, se lee en el diario.

Tomás Zerón es acusado de secuestro, tortura y alteración de pruebas en la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes en 2014. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Tomás Zerón de Lucio, cuyo último cargo en México fue como Secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional, es acusado de secuestro, tortura y alteración de pruebas en la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes en 2014, y de malversación millonaria de fondos del erario.

México investiga a Zerón por el presunto desfalcó de más de mil 100 millones de pesos destinados a la compra de equipo de defensa e inteligencia que, en algunos casos, nunca llegó a entregarse. No está claro si esos acuerdos involucraron a las compañías de inteligencia israelíes.

“Qué pasó esa noche en Guerrero y por qué, sigue siendo un misterio. El actual Gobierno mexicano aún está investigando y se espera que presente sus conclusiones en septiembre. Las transcripciones filtradas de la investigación publicadas recientemente en los medios de comunicación mexicanos sugieren que un cártel de la droga, que trabaja con la policía y el Ejército, puede haber pensado erróneamente que los estudiantes pertenecían a un cártel rival”, escriben Ronen Bergman y Oscar López.

Padres de los 43 normalistas desaparecidos y organizaciones sociales marcharon del Antimonumento, en 2017. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Mario González Hernández, cuyo hijo, César Manuel González Hernández, es uno de los estudiantes desaparecidos, dijo que Zerón buscó crear una narrativa que le permitiera al Presidente Enrique Peña Nieto dejar atrás la masacre y evitar implicar a funcionarios federales.

“Quería encubrir el papel de los funcionarios del Gobierno que estuvieron involucrados en el ataque, cubrir la verdad sobre la participación de la policía, la participación de los militares”, aseguró Hernández, y proteger a esos colegas del enjuiciamiento.

Kate Doyle, directora del Proyecto México en el Archivo de Seguridad Nacional con sede en Washington, que está investigando el caso, agrega que las familias no tendrán respuestas hasta que se pueda interrogar a Zerón.

El exfuncionario mexicano es acusado de comprometer la investigación del caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Foto: Cuartoscuro.

“Zerón es parte de una conspiración de silencio”, sostuvo. “Es una conspiración que durante casi siete años ha impedido que 43 familias conozcan los hechos reales sobre la desaparición de sus hijos. Y hasta que Zerón sea llamado a rendir cuentas, el silencio persistirá y el destino de los chicos seguirá siendo un misterio”.

Ronen Bergman y Oscar López dicen en este mismo reportaje que Israel no ha procesado la solicitud de extradición de Tomás Zerón de Lucio y aplica a México su política de “ojo por ojo” por haber apoyado que se investigaran los abusos cometidos contra los palestinos.

Afirman que el alto exfuncionario mexicano acusado de comprometer la investigación del caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa se ha refugiado en Israel, mientras que el caso de extradición en su contra está sumido en una disputa diplomática” por la causa palestina. Citan a funcionarios tanto israelíes como mexicanos.

Padres de los normalistas desparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Foto: Diego Simón, Cuartoscuro.

Zerón ha insistido en que los cargos son falsos y tienen motivaciones políticas. Y ha solicitado asilo en Israel, donde ha vivido durante casi dos años. Israel no ha respondido ni a la solicitud de extradición ni a la solicitud de asilo, para gran consternación de los funcionarios mexicanos, las organizaciones de derechos humanos y las familias de las víctimas de la masacre, que aún buscan la verdad sobre la desaparición de sus seres queridos en el sur de México en 2014.

“Israel no ha comentado públicamente sobre el caso, pero un alto funcionario israelí dijo que se estaba actuando con lentitud como ‘diplomacia de ojo por ojo’ contra México, que ha apoyado las investigaciones de Naciones Unidas sobre acusaciones de crímenes de guerra israelíes contra palestinos”, dicen Ronen Bergman y Oscar López.

“¿Por qué ayudaríamos a México?”, dijo el funcionario a The New York Times, hablando bajo condición de anonimato. Agregó que puede haber fundamento en la solicitud de asilo de Zerón, que aún se está investigando.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas