El entorno económico global ha marcado una tendencia de decrecimiento, por lo que las perspectivas de crecimiento se han revisado a la baja, analizó el grupo de economistas.

Para el Banxico los riesgos internos para la economía estuvieron relacionado con la incertidumbre asociada con la relación bilateral entre México y Estados Unidos, así como las perspectivas crediticias, “tanto para la calificación de la deuda de Pemex como la soberana”.

Ciudad de México, 15 de agosto (SinEmbargo).- La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió por mayoría recortar, por primera vez en 5 años, la tasa de interés interbancaria al 8 por ciento, del 8.25 anterior.

El objetivo de la tasa de interés presentó una disminución de 25 puntos base a 1 día debido a que durante el segundo trimestre del año la actividad económica mundial se desaceleró, lo que reflejó una “menor expansión en las principales economías avanzadas y emergentes”, destacó el Banxico en un comunicado.

“En cuanto a los riesgos que pudieran afectar el desempeño de los activos financieros en México, persiste la incertidumbre asociada a la relación bilateral entre México y Estados Unidos y respecto de las perspectivas crediticias, tanto para la calificación de la deuda de Pemex como la soberana”, apuntó el comunicado.

El entorno económico global ha marcado una tendencia de decrecimiento, por lo que las perspectivas de crecimiento se han revisado a la baja, analizó el grupo de economistas.

A estos factores se sumó la guerra comercial entre Estados Unidos y China que han pesado “tanto en materia comercial, como asociadas a temas migratorios, tecnológicos y de aspectos de política cambiaria” a otras economías.

“Un amplio número de bancos centrales han adoptado posturas monetarias más acomodaticias. En su reunión de julio la Reserva Federal redujo en 25 puntos base el rango objetivo para la tasa de fondos federales y adelantó la terminación de la reducción de su balance”, recordó el banco central.

Para la Junta del Banxico, el entorno actual continuó representando riesgos a mediano y largo plazo que “pudieran afectar
las condiciones macroeconómicas”, así como la capacidad de crecimiento nacional, así como “el proceso de formación de
precios en la economía”.

“Es particularmente importante que además de seguir una política monetaria prudente y firme, se impulse la adopción de medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas”, concluyó el grupo.

Banxico destacó que el Paquete Económico para 2020 deberá generar confianza y el el Gobierno de México deberá defender el Estado de derecho, con el combate a la corrupción la inseguridad.

“Entre junio y julio, la inflación general disminuyó de 3.95 a 3.78 por ciento. Ello debido, principalmente, a una reducción del componente no subyacente, el cual pasó de 4.19 a 3.64 por ciento, reflejando menores incrementos especialmente en los precios de los energéticos, así como en los de las frutas y verduras, mientras que la tasa de crecimiento de los precios de los productos pecuarios ha aumentado en el margen”, recuperó el documento.

Además, la Junta de Gobierno admitió que mantendrá una postura monetaria prudente y que seguirá con especial atención el entorno de incertidumbre prevaleciente, “ante la presencia y posible persistencia de factores que, por su naturaleza, impliquen un riesgo para la inflación y sus expectativas”.

ANALISTAS Y LA CEPAL

El día en que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ajustó a la baja su estimación de crecimiento para México en 2019 de 1.1 a 1 por ciento del PIB, la Secretaria Ejecutiva Alicia Bárcena destacó que el nivel de la tasa de interés mexicana en más de 8 por ciento, en comparación con la región que la ha reducido o mantenido igual, es por seguir a la Reserva Federal de Estados Unidos.

Esta mañana el peso inició la sesión con una apreciación moderada de 0.13 por ciento, o 2.5 centavos, cotizando alrededor de 19.65 pesos por dólar en espera del anuncio de política monetaria de Banxico.

Analistas de Banco Base previeron que la Junta de Gobierno mantuviera la tasa de interés sin cambio en 8.25 puntos porcentuales. En tanto que 15 grupos empresariales encuestados por el grupo financiero BBVA anticipó que se podría revisar a la baja hasta el mes de septiembre, entre ellos estaban Actinver, Bank of America Merrill Lynch (BofA Lynch), Banorte, BBVA, BNP Paribás, Citibanamex, Finamex, Grupo Bursamétrica, Itaú BBA, Multiva, Pro Asset Management, Prognosis, Scotiabank, Thorne & Associates, Valmex y Vector.

“Aunque existe un mayor número de factores para un recorte en la tasa de interés, aún existen riesgos al alza para la inflación y ésta es el único objetivo del Banco de México”, escribió Gabriela Siller de Banco Base.

La baja de la tasa de interés fue anticipada sólo por 5 grupos empresariales: Vector, Santander, Invex, Credit Suisse y CIBanco, de acuerdo con BBVA.