Leslye Leticia desapareció el 10 de noviembre de 2018 en las inmediaciones de la colonia Barrio 18, cuando iba a dejar su bicicleta a casa de su abuelita en la Alcaldía de Xochimilco. Dos meses después, el pasado 10 de enero, su cuerpo fue localizado sin vida en una zona pantanosa de esa demarcación. Leslye fue asesinada de un golpe en la cabeza, es la único certeza que su madre tiene hasta el momento. Aún se desconoce si su asesinato fue inmediato o cuánto tiempo transcurrió desde su desaparición a su muerte.

“En Xochimilco están exterminando a nuestras jóvenes y nadie hace nada”, aseguró la madre de la víctima este jueves, durante una manifestación para exigir que justicia.

Ciudad de México, 15 de agosto (SinEmbargo).– Familiares, amigos y compañeros de Leslye Leticia Hernández Moreno, estudiante de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), desaparecida y asesinada en Xochimilco, protestaron hoy para exigir justicia para ella y para al menos otros tres jóvenes que han sido asesinados y uno más desaparecido en la misma zona en un lapso de 10 meses.

Los estudiantes de la UACM y la familia de Leslye Leticia realizaron una rodada en honor a la joven, quien hoy cumpliría 19 años de edad. La universitaria desapareció el 10 de noviembre de 2018 en las inmediaciones de la colonia Barrio 18, cuando iba a dejar su bicicleta color verde a casa de su abuelita, ubicada en la colonia Cebada, en la Alcaldía de Xochimilco, en la Ciudad de México. Dos meses después, el pasado 10 de enero, su cuerpo fue localizado sin vida en una zona pantanosa de esa demarcación.

Han pasado siete meses desde el hallazgo de su cuerpo, y los avances en la investigación para el esclarecimiento del caso son casi nulos, denunció Jazmín Hernández, madre de la joven.

Compañeras y amigas de Leslye hicieron una rodada para exigir justicia. Foto: Sugeyry Gándara

En la protesta de este jueves también se denunció que al menos otros cuatro jóvenes han sido desaparecidos y asesinados en Xochimilco, tres de ellos en la colonia Cebada, donde Leslye desapareció y donde encontraron su cuerpo, agregó Jazmín Hernández.

Se trata de Brayan Ortega Gómez, asesinado el 10 de agosto a las 8 de la noche; César Axel Ramírez, asesinado el 11 de agosto de 2018 a la 01:00 de la mañana; de David del Rosario Castillo, desaparecido el 2 de noviembre de 2018, todos ellos en la colonia Cebada; y el caso de Daniela Ramírez, la chica que desapareció en mayo, también en la Alcaldía Xochimilco.

“El caso de David del Rosario es muy similar al de mi hija, ese día vio a las mismas personas, su Facebook también sigue teniendo actividad, pero hasta la fecha no se ha sabido nada de él”, narró Hernández.

La rodada y marcha partió desde las instalaciones de la UACM del centro histórico hasta las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) donde se pedirá una mesa de trabajo para todos los casos. “Queremos que nos den soluciones, medidas de protección y lo que se requiera”, exigió la madre de Leslye Leticia.

En la UCAM, plantel Centro, los compañeros de Leslye exigieron se haga justicia. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

“No es una casualidad, creo, David del Rosario desapareció el 2 de noviembre y hasta fecha no se sabe de él. Está el caso de Lety, mi hija, el caso de Daniela Ramírez, que también es en la Alcaldía, y tiene similitudes, y ahora el caso de César. Mientras tanto, la Alcaldía no hace nada, el Gobierno de la Ciudad no hace nada, por lo menos nada que nos de una solución concreta de lo que está pasando, estamos hablando de noviembre para acá que desaparecieron o mataron a cinco chicos, ¿qué está pasando?”, recriminó la madre.

“En Xochimilco están exterminando a nuestras jóvenes y nadie hace nada”, añadió.

La información en torno al caso es poca y las preguntas son muchas. No hay indicios para el esclarecimiento del asesinato y los avances en las indagatorias son lentas, acusó la madre de la víctima.

“Estamos hablando que de enero para acá, que se encontró el cuerpo, las diligencias han sido mínimas, mininas. Se han dedicado amedrentar a los testigos, vienen una que otra vez, vienen aquí me dicen cosas, hacen escritos a todas las dependencias, pero no hay nada”, aseguró.

EL CASO DE LESLYE

Leslye fue asesinada de un golpe en la cabeza, es la único certeza que su madre tiene hasta el momento. Aún se desconoce si su asesinato fue inmediato o cuánto tiempo transcurrió desde su desaparición a su muerte.

“No hay una hipótesis solo dicen que murió por golpe en la cabeza, el cuerpo estaba muy descompuesto. Yo no sé qué le hicieron a mi hija, si la torturaron o no”, dijo.

Los retrasos y la dilación en cada uno de los trámites es la constante. “Los exámenes de ADN tardaron siglos para entregármelos. Me decían que estaban viendo los teléfonos, pero nada. Apenas esta semana me dijeron que ya se estaban haciendo los análisis de todos los teléfonos de las personas que se cruzaron con ella el día de su desaparición”, añadió Jazmín Hernández.

Aunado a la tardanza, se suma la falta de peritajes. “Hubo una de las diligencias que yo le pedí a CAPEA [Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes] que se hiciera. Algo sobre los dientes, y me dijeron que sí, y después resulta, según lo veo en la carpeta, que no se pudieron hacer todos los exámenes porque me entregaron el cuerpo. Pero yo, cuando estaba en el INCIFO, le pregunté al que me estaba atendiendo: ‘¿se hicieron todos los exámenes necesarios? Me dijo que sí, que se habían hecho todos, y me entregaron el cuerpo, pero todavía faltaban exámenes por realizar”.

Las movilización se dirigió a la PGJ-CdMx. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

La mujer agregó que también pidió los videos de las cámaras del C5 de ese día, pero los oficiales realizaron la petición tiempo después y “no se resguardaron las imágenes”.

Jazmín también solicitó la sabana de llamadas del teléfono de su hija, pero todavía no han dado los resultados.

Leslye, era una joven de 18 años amante de la cultura. Prefería que le dijeran Leslye en lugar de Leticia. Le gustaba leer y el rock clásico: su cantante favorita era Janis Joplin. Entre sus metas estaba establecer una revista y un blog literario, un proyecto que compartía con su madre.

También era una chica con mucho amor por los animales. Ocho o nueve meses antes de su desaparición hizo un pequeño albergue para perros con el cual logró rescatar a varios canes de la calle y, gracias a su refugio, colocó en adopción al menos a once de las mascotas.

Jazmín, su madre, exigió el esclarecimiento de los hechos y demanda verdad y justicia para su hija. La entrevistada clama por una investigación seria que permita conocer lo que ocurrió con su hija, ubicar a los responsables y que se les aplique el peso de la Ley.