Trump desde hace tiempo se ha quejado de que Alemania no paga lo justo para su defensa, pero eso es una tergiversación de la realidad. Las naciones de la OTAN han prometido gastar el dos por ciento de su producto interno bruto para su defensa.

Por Matthew Lee

VARSOVIA (AP).— Estados Unidos firmó el sábado un acuerdo con Polonia para reubicar allí a algunas de sus fuerzas actualmente acantonadas en Alemania.

El Secretario de Estado Mike Pompeo firmó el acuerdo con Mariusz Błaszczak, Ministro de defensa de Polonia, estando en Varsovia, luego de realizar una gira de cuatro países por Europa.

“Esta será una garantía amplia, una garantía de que en caso de amenaza nuestros soldados lucharán hombro a hombro”, declaró en la ceremonia el Presidente Polonia Andrzej Duda.

“Además servirá para aumentar la seguridad de otros países de Europa”, añadió.

El acuerdo permite mejorar y modernizar instalaciones estadounidenses y le da a las tropas norteamericanas acceso a más instalaciones militares polacas. Además establece un régimen para compartir los gastos relaciones con la presencia militar norteamericana en el país.

Hay unos cuatro mil 500 soldados estadounidenses actualmente en Polonia pero bajo el acuerdo habrá otros mil. El mes pasado, a la luz de la orden del Presidente Donald Trump de reducir la presencia militar en Alemania, el Pentágono anunció que unos 12 mil efectivos saldrán de Alemania y que unos cinco mil 600 de ellos irán a otros países de Europa, como Polonia.

Trump desde hace tiempo se ha quejado de que Alemania no paga lo justo para su defensa, pero eso es una tergiversación de la realidad. Las naciones de la OTAN han prometido gastar el dos por ciento de su producto interno bruto para su defensa.

La firma de acuerdo ocurre un día después de que Estados Unidos sufrió una aparatosa derrota en las Naciones Unidas, cuando su propuesta de extender indefinidamente el embargo de armas contra Irán fue derrotada de manera aplastante en el Consejo de Seguridad. Sólo un país se puso del lado de Estados Unidos: la República Dominicana.

Pompeo irá a ese país el domingo para la juramentación de su nuevo Presidente.

Pompeo ha usado su viaje para advertirle a las jóvenes democracias del continente sobre las amenazas de Rusia y China, y ha sido recibido amablemente. En Polonia la recepción fue particularmente efusiva dada la cercana relación entre Trump y el conservador Presidente Duda.