La actual oleada de protestas en Tailandia, en las que los estudiantes piden la disolución del Parlamento y reformas democráticas que pongan fin a la hegemonía de las élites promilitares y ultramonarquicas del país, comenzó el pasado 18 de julio en Bangkok y, desde entonces, se han convocado casi a diario manifestaciones en la capital y en otras ciudades.

Bangkok, 15 ago (EFE).- Organizaciones de Derechos Humanos pidieron este sábado la retirada de todos los cargos contra el activista Parit Chaiwarak, que fue detenido la víspera en Bangkok y es uno de los líderes del movimiento estudiantil que está convocando manifestaciones desde julio para exigir reformas democráticas en Tailandia.

“Cada nuevo arresto de un activista pacífico a favor de la democracia muestra las tendencias autoritarias del Gobierno tailandés y la falta de respeto por los derechos humanos”, denunció hoy Brad Adams, director para Asia de Human Rights Watch.

Por su parte, Amnistía Internacional solicitó que se retiren todos los cargos de manera “inmediata” y recordó que se trata de “otro ejemplo más de la represión de las autoridades contra el derecho a la libertad de reunión pacífica”.

Parit, que retransmitió su arresto en directo a través de su perfil de Facebook, se enfrenta a las acusaciones de haber violado el decreto de estado emergencia impuesto por el Gobierno para combatir la pandemia o del delito de sedición, entre otras, que podrían conllevar penas de hasta siete años de cárcel.

Uno de los grupos organizadores rompió uno de los mayores tabúes de la política tailandesa al emitir una serie de diez demandas en las que pedían la reducción del poder del rey Vajiralongkorn. Foto: Narong Sangnak, EFE

El activista salió este sábado en libertad bajo fianza y en las puertas del juzgado dijo a los medios que piensa asistir a la manifestación convocado mañana en Bangkok.

La semana pasada, la Policía detuvo también en Bangkok a dos líderes estudiantiles, Anon Nampa y Panupong Jadnok, acusados de los mismos cargos que Parit, si bien fueron puestos en libertad bajo fianza un día después.

Las detenciones siguen las órdenes de arresto emitidas contra unos treinta activistas aquel mismo día, en el que los estudiantes anunciaron la convocatoria de una nueva manifestación masiva en el emblemático Monumento a la Democracia de la capital tailandesa para este domingo.

La actual oleada de protestas en Tailandia, en las que los estudiantes piden la disolución del Parlamento y reformas democráticas que pongan fin a la hegemonía de las élites promilitares y ultramonarquicas del país, comenzó el pasado 18 de julio en Bangkok y, desde entonces, se han convocado casi a diario manifestaciones en la capital y en otras ciudades.

El pasado lunes, uno de los grupos organizadores rompió uno de los mayores tabúes de la política tailandesa al emitir una serie de diez demandas en las que pedían la reducción del poder del rey Vajiralongkorn.

El activista salió este sábado en libertad bajo fianza y en las puertas del juzgado dijo a los medios que piensa asistir a la manifestación convocado mañana en Bangkok. Foto: Narong Sangnak, EFE

Las críticas al monarca son sumamente infrecuentes en Tailandia, debido al poder de la Casa Real y a la ley de lesa majestad, una de las más estrictas del mundo, que castiga con penas de hasta 15 años de cárcel las injurias al rey.