Durante un encuentro en una plaza de Chilpancingo, capital del estado mexicano de Guerrero, la madre aseguró que ya no permitirán que continúen con más liberaciones de presuntos implicados, tras anunciarse la libertad de otros 24 acusados.

Chilpancingo (México), 15 sep (EFE).- Los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos reprocharon hoy al Gobierno de México la liberación de 24 acusados por este caso, aunque admitieron voluntad política para su esclarecimiento.

“No podemos dar un grito de libertad cuando nos faltan 43, y miles más de desaparecidos, hemos dicho que no descansaremos hasta saber la verdad porque si no hay verdad no hay justicia”, expresó María Elena Guerrero, madre de uno de los jóvenes desaparecidos.

Durante un encuentro en una plaza de Chilpancingo, capital del estado mexicano de Guerrero, la madre aseguró que ya no permitirán que continúen con más liberaciones de presuntos implicados, tras anunciarse la libertad de otros 24 acusados.

Fotografía cedida por la presidencia de México el pasado 11 de septiembre en la que se registró al mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador. Foto: EFE/Presidencia de México

El Gobierno de México confirmó este domingo que un juez ordenó la libertad de 24 ex policías municipales de Guerrero acusados por la desaparición de los estudiantes y la calificó como una afrenta y un grave precedente para la investigación.

Los padres comenzaron hoy en Chilpancingo una jornada de lucha ante la cercanía del quinto aniversario de la desaparición. En una plaza pública hicieron su propia versión del Grito de Independencia de México que se conmemora el 15 de septiembre.

Melitón Ortega lamentó que a escasos días de que se cumplan los cinco años de desaparición de los estudiantes, el 26 y 27 de septiembre, se de la libertad masiva de estas personas que ellos si consideran responsables de los cargos que les imputaron.

“Claro que sí son responsables, claro que saben de los estudiantes, claro que sí participaron de una u otra forma en la desaparición de estos jóvenes por eso en este marco tenemos que levantar la voz”, dijo a Efe.

Ortega denunció que hubo un pacto de silencio en las dependencias del anterior Gobierno mexicano, bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), incluida la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pues nunca informó de que la investigación era deficiente y ahora están las consecuencias.

Dijo que como padres condenan la tortura a los detenidos, lo cual ha sido el argumento para liberarlos, sin embargo consideró que si estuvieron detenidos es porque tienen responsabilidad y se debe de investigar.

El Gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, expresó que la liberación de los 24 implicados ofende e indigna a todos los mexicanos pero principalmente a las familias. “No es aceptable, ni jurídica ni moralmente”, añadió.