López Obrador refirió que la lectura del documento que enviará esta mañana al Senado de la República fue para dar mayor claridad y certeza sobre el proceso que se realizará.

Ciudad de México, 15 de septiembre (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador propuso el cuestionamiento que debe realizarse dentro de la consulta ciudadana para el enjuciamiento de los últimos cinco expresidentes.

Durante la lectura del escrito que hizo desde Palacio Nacional, el mandatario expuso la propuesta de pregunta que se haría a la población sobre el juicio de los últimos cinco jefes del Ejecutivo Mexicano.

En su pregunta, López Obrador recalcó que el juicio se realizará en apego a las leyes vigentes y con los debidos procesos que este implique.

“¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y en su caso sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes: Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña?”.

López Obrador refirió que la lectura del documento que enviará esta mañana al Senado de la República fue para dar mayor claridad y certeza sobre el proceso que se realizará.

“Vamos a entregar este documento. Me informa el Consejero Jurídico que ya estableció comunicación con los representantes del Senado, tanto con los presidentes, como con Ricardo Monreal, que es el coordinador de los grupos parlamentarios. Y van a recibir este escrito”, señaló.

López Obrador calificó como algo satisfactorio “el que un grupo de ciudadanos haya tomado también la iniciativa de recoger las firmas para solicitar esta consulta”. De acuerdo con la información que tiene, “sí van a tener hoy las firmas que se requieren”.

Pese a hacer una detallada exposición de los posibles delitos a cargo de cada expresidente, el mandatario insistió en que votará que no en caso de celebrarse la consulta.

“Se pueden castigar los errores del pasado pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir. He dicho y reitero que yo votaría por no someter a los expresidentes a proceso. Sin embargo, de realizarse la consulta, respetaré el fallo popular, sea cuál sea”, manifestó.

Cuestionado entonces sobre si es un juego político, López Obrador arguyó que “no es una ocurrencia” y que es algo que viene “planteando desde hace mucho tiempo”, incluso desde su discurso de investidura en diciembre de 2018.

“Iniciar el proceso como lo sostengo va ayudar a que se aclarare si se puede o no legalmente juzgar a los expresidentes. Hay mucha incertidumbre sobre este tema. Y va ayudar a que las autoridades competentes resuelvan”, sostuvo.