México, 15 Oct. (Notimex).- Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescataron un ejemplar de manatí juvenil que se encontraba lesionado y varado cerca de la Laguna Chacamax, en los límites de los estados de Tabasco y Chiapas.

El personal del organismo coordinó el rescate de la especie con apoyo de médicos de la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) Los Aluxes de Palenque, en respuesta a una llamada telefónica de pescadores del municipio de La Libertad, Chiapas.

El animal presentaba un lesión profunda en la parte dorsal superior derecha, presumiblemente provocada por un arpón, y cicatrices en la aleta caudal, al parecer generadas por un motor fuera de borda.

“Ante la profundidad de las heridas, y debido a que no se detectó cerca del sitio a la madre del manatí, el personal de la Profepa en Chiapas consideró que la mejor opción era trasladar al ejemplar a la UMA Los Aluxes con el propósito de que reciba tratamiento hasta su recuperación”, detalló la Profepa en un comunicado.

El joven mamífero marino permanecerá en esas instalaciones el tiempo que sea necesario para posteriormente reincorporarlo a su hábitat. Se trata de una cría de 1.36 centímetros de largo, macho, con un peso de 35 kilogramos, de aproximadamente seis meses de edad.

El manatí es un sirénido de cuerpo fusiforme, de tres a cuatro metros de longitud promedio. Es el único mamífero herbívoro.

Una característica distintiva de la especie es que posee seis vértebras cervicales, a diferencia de las demás especies de mamíferos marinos que poseen siete.

Tiene como hábitat preferencial los ríos, estuarios, manglares, lagunas y zonas costeras tropicales y subtropicales en el Golfo de México y El Caribe. Respecto a su comportamiento, son animales inofensivos, tímidos y moderadamente sociales.

La especie se encuentra en peligro de extinción de acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010 y está listada en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Ese acuerdo tiene como finalidad velar porque el comercio internacional de especímenes de flora y fauna silvestres no constituya una amenaza para su supervivencia.