México
Zeta

Secuestran y roban en patrullas. Investigación revela cómo un cártel los corrompió

15/10/2021 - 11:00 pm

Investigaciones de la Mesa de Coordinación para la Paz y Seguridad de Baja California ubican a células de policías estatales y federales realizando secuestros, levantones y robos de droga en coordinación con un operador criminal ligado al Cártel Arellano Félix; los efectúan en patrullas oficiales o clonadas. Algunas víctimas son retenidas en oficinas de la Fiscalía General del Estado.

Tijuana, 15 de octubre (Zeta).- En Baja California ya existe un grupo de Policía Metropolitana, pero es corrupta y opera fuera de la Ley. Hasta donde saben los integrantes de la Mesa de Coordinación para la Paz y Seguridad de Baja California, es coordinada por Carlos Omar Barba Preciado, un delincuente ligado originalmente al Cártel Arellano Félix (CAF).

Estas células secuestran, privan de la libertad y roban droga con información proporcionada por Carlos Omar. En general procuran que las víctimas o algún familiar cercano tenga alguna actividad ilícita que ocultar, para evitar ser denunciados.

Sin embargo, también secuestran a personas sin antecedentes y tienen predilección por los dedicados al transporte. Pero igual no han temido en secuestrar a mujeres o niños.

Barba tiene colaboradores que le ayudan a vender autos robados, conseguir licencias con identidad falsa a criminales, “regularizar” autos chocolate y a emplacar autos con láminas de otros estados.

En fechas recientes, los investigadores recibieron información de que Barba rinde cuentas a David López Jiménez alias “El Cabo 20”, “El Lobo” y/o “Aquel Hombre”, criminal escindido del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y designado operador delictivo de la alianza CAF-Chapitos.

Carlos Omar Barba Preciado, delincuente ligado originalmente al Cártel Arellano Félix. Foto: Zeta

Las autoridades bajacalifornianas tienen antecedentes de las operaciones delictivas de este sujeto apodado “El Charly” desde 2018, pero no han podido capturarlo.

De acuerdo con información recabada por las corporaciones locales, Barba Preciado tiene bajo su servicio a varias células delictivas que operan bajo su mando “por tiempo y obra” y bajo una comisión, que en ocasiones llega al 50 por ciento de la cantidad de dinero obtenida, y cuando se trata de novatos reclutados, la oferta promedio es de 10 mil a 20 mil pesos por plagio.

Encabeza crímenes por temporadas, y han detectado que opera crímenes hasta con tres células, los tres grupos delinquiendo en un solo día.

LOS POLICÍAS

Dependiendo del delito, uno o dos de estos grupos criminales está formado por policías corruptos. Tiene agentes municipales, estatales y federales bajo su servicio, de los cuales algunos ya han sido detectados y otros están en proceso de identificación, a través de imágenes donde fueron videograbados cometiendo delitos -que están en medio de complicados procesos de investigación-, o reunidos con criminales.

Una característica de su modus operandi, es que los delitos se cometen a bordo de patrullas oficiales y clonadas. En ocasiones llevan a los privados de la libertad a las oficinas de la Fiscalía General del Estado (FGE) mientras piden dinero por su rescate. Como sucedió el 24 de julio de 2021, con los agentes identificados como Javier Montecillos -de la Agencia Estatal de Investigaciones- y Orlando Henkel, oficial de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI), quien al momento de los operativos presuntamente criminales, estaba de permiso o vacaciones.

Datos en poder de las autoridades, refieren que ese sábado la pareja habría participado en por lo menos cuatro privaciones de la libertad usando patrulla oficial y equipo de la FGE. Existen imágenes de por lo menos dos de esas sustracciones.

Se trata de un hombre y una mujer que el 24 de julio se citaron frente a un Oxxo. El varón vestía camisa y tenis negros, pantalón de mezclilla azul y gorra roja. Llegó en un auto sedán negro y esperó dentro. Pasadas las 18:00 horas, bajó del vehículo mientras mandaba mensajes por celular. Una mujer vestida igual que el hombre, pero portando cubrebocas rojo, llegó cargando una mochila que le entregó y el sujeto metió al carro, después intercambiaron unos billetes.

David López Jiménez, alias “El Cabo 20” o “El Lobo”, es operador delictivo de la alianza CAF-Chapitos. Foto: Zeta

Recién se habían separado para cada cual tomar su camino, cuando aparecieron en la escena los agentes, con cubrebocas, a bordo de un pick-up blanco tipo Ford 150 de reciente modelo y vidrios polarizados.

El hombre identificado como Montecillo -quien portaba un radio Matra- retuvo al otro masculino y Henkel contuvo a la mujer, quien discutió cuando le pidieron que se sometiera, pero terminó detenida con las manos atrás. Ambos fueron llevados en la patrulla y los agentes se fueron sin revisar el auto del capturado.

Hasta donde las fuerzas coordinadas tienen conocimiento, hubo cuatro operativos similares, y en todos se pidió dinero por la libertad de los retenidos, de cinco mil a 10 mil dólares.

En agosto, las autoridades tuvieron acceso a elementos de prueba de que otros tres agentes, pero estos de la Fiscalía General de la República (FGR) asentados en Tijuana, se reunieron con integrantes del grupo criminal de “El Charly” para ejecutar el robo de un cargamento de cocaína.

Los agentes, aún no identificados y de quienes existen imágenes, salieron de las oficinas de la FGR en el número 2930 del Bulevar General Abelardo L. Rodríguez en la Zona del Río en Tijuana y caminaron al parque Los Pintores, entre las calles Germán Gedovius y Alfredo Ramos Martínez, donde se reunieron con los otros delincuentes.

De acuerdo con los reportes de investigación, el 18 de mayo de 2018, fue detenido Sirak Anwar Ramírez Ferrer, socio de “El Charly” y abogado litigante graduado en 2015. Prestó servicio social en la delegación de la entonces Procuraduría General de la República de 2012 a 2013, y de agosto de 2016 a marzo de 2017, fue auxiliar del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en Tijuana.

Lo capturaron junto a otros cuatro cómplices por el secuestro de un hombre de 67 años, dueño de una imprenta, por quien pidieron un rescate de 500 mil dólares. También estuvieron presuntamente implicados en los plagios del joven dueño de un negocio de tacos en Playas de Tijuana, un ama de casa y una mujer oriental, cometidos en marzo de 2018.

De igual manera, los investigadores ubican a Carlos Omar Barba Preciado como presunto autor intelectual del secuestro del joven dueño de La Licodega el 23 de abril de 2018, y rescatado el día 26, cuyo padre, Salvador Parra, tiene problemas de adicción, antecedentes por delitos en Estados Unidos y relaciones con personas con antecedentes criminales en el CAF.

Conforme a las imágenes de las cámaras de vigilancia, previo al secuestro del muchacho, hubo camionetas tipo patrullas rondando el negocio, y se lo llevaron en un auto con las mismas características.

Luego de su nombramiento como director de la Policía y Tránsito Municipal de Tijuana, Rafael Vázquez Hernández ha sido señalado de corrupción en tres narcomensajes. Foto: Cuartoscuro

“EL CHARLY” Y SUS SOCIOS CRIMINALES

Cuando las investigaciones por sus delitos arrecian, “El Charly” se marcha de Baja California, pero tiene casas -en plural- en Mexicali y Tijuana, nada lujoso, en colonias de clase media. Su novia -la identificada- radica en Tijuana. En sus juventudes, Barba fue detenido, procesado e investigado en este municipio por delitos de bajo impacto, por uno de los que estuvo interno en uno de los penales locales:

– Daño intencional en propiedad ajena.

– Robo con violencia.

– Robo de auto.

– Robo a casa habitación.

El 2 de octubre, un policía municipal de Tijuana se encontraba realizando un recorrido en la colonia Santos, cuando intervino a dos sujetos, uno le disparó y otro huyó. Foto: Imagen Ilustrativa. Cuartoscuro

Aunque no es particularmente leal, actualmente sus operadores en calle en Tijuana, de acuerdo a lo investigado por los cuerpos de inteligencia son:

– Manuel Trillo “El Triser”, con antecedentes de robo con violencia y a casa habitación.

– Edgar Arpero, con antecedentes por lesiones agravadas, violencia intrafamiliar y daño intencional en propiedad ajena.

– Los identificados como Rocha, Peña, Limón, Germán y otro apodado “El Comandante”.

– Rubén Roque Duarte, investigado por homicidio y con antecedentes por lesiones en riña.

El miércoles 22 de septiembre, en tres distintas zonas de la delegación Sánchez Taboada en Tijuana, grupos criminales dejaron tres hieleras, una de ellas con restos sanguinolentos. La que tiraron frente al cerco de la Biblioteca Municipal “José Vasconcelos”, la acompañaron con el siguiente mensaje en una manta, colgando en las rejas:

“Ruben Duarte Roque o el R Ya abre los ojos y date cuenta de la incompetencia que son tú y tu gente drogadicta porque es el ejemplo que les das ya grábatelo la Sánchez ya tiene nuevo dueño att el cabo 27 la vieja escuela”.

El mensaje se adjudicó al CJNG.

El miércoles 22 de septiembre, en tres distintas zonas de la delegación Sánchez Taboada en Tijuana, grupos criminales dejaron tres hieleras, una de ellas con restos sanguinolentos. Foto: Imagen Ilustrativa. Cuartoscuro

OTROS OPERADORES DE BARBA PRECIADO

Eloy Adrián Valenzuela, de 35 años, fue capturado en un operativo de la FGE realizado el 11 de agosto -ya lo habían apresado en noviembre de 2015 por posesión de armas en Tijuana- para rescatar a José “N”, transportista de 49 años por quien los captores solicitaban tres millones de pesos a cambio de respetar su vida. Sin embargo, los criminales decidieron torturarlo. Lo golpearon en la espalda en decenas de ocasiones con un mazo o martillo para que les dijera cómo acceder a su dinero.

Mantuvieron cautiva a la víctima en una casa sin número, situada en la calle Lobato, a un costado del inmueble con número 6354, esquina con Calle Lobo Viejo Oriente, Fraccionamiento Los Lobos.

Con Eloy fueron detenidos Julio César Montes Lugo, de 32 años: Jorge Castillo Valenzuela, de 38; Eleazar Valenzuela Moreno, de 36; Sihomara Cecilia Soto Escárrega, de 30; y la menor Dulce del Carmen de 16 años, todos originarios de Guasave, Sinaloa; además de Juan Carlos Miramontes Hernández de 27 años, oriundo de Iztapalapa, Alcaldía correspondiente a Ciudad de México.

Les aseguraron dos radios con frecuencias policiacas, varias armas, una patrulla clonada, dos vehículos sedán y una identificación de una empresa denominada Servicios Integrales en Seguridad y Custodia con domicilio en la colonia El Encanto en Tecate, Baja California.

Eloy y sus cómplices fueron vinculados a proceso el 18 de agosto de 2021, al igual que sus cómplices. Su próxima audiencia será el 18 de febrero de 2022, y como sus defensores particulares quedaron registrados los abogados José Luis García Higuera, Pablo Navarro Rivera, Ricardo Cervantes Fierro, Bernabé Valenzuela y Edgar Iván Sánchez Contreras.

Joana Trejo, la joven de 19 años asesinada a balazos el 4 de octubre en la delegación Los Pinos en Tijuana, tenía a su nombre tres autos de lujo y trabajaba en una cafetería. Foto: Zeta

Previamente, el 17 de marzo, como parte de esta célula fueron detenidos Gabriel Veliz, Antonio Ríos, Enrique Puente y José Montes. Los presentaron por la posesión de una patrulla clonada, un fusil de asalto y tres armas cortas.

A esta célula la relacionaron con los plagios de un administrador de taxis de 64 años cometido el 21 de julio de 2020; el secuestro de la dueña de otros taxis libres perpetrado el 5 de octubre del mismo año; y el plagio de uno de los dueños de Calfia, se lo llevaron el 12 de julio de 2021, junto con su escolta. Todos fueron liberados en poco tiempo, después que los criminales recibieron el pago.

Antes de eso, en agosto de 2018, la FGE detuvo a otros socios de “El Charly”:

– Jaime Daniel Martínez Martínez “G1”, sandieguino de 29 años, dueño de una empresa de instalación de alfombras, hijo de un miembro del CAF, con antecedentes en Estados Unidos por posesión de droga.

– Luis Miguel Mendoza López “El Padrino”, 35 años, contador en una empresa fundada en 1988, “dedicada al suministro, instalación, reparación y mantenimiento de equipo de telecomunicaciones y sistemas de seguridad”; se le aprehendió en 2017 al intentar cruzar 27 kilos de metanfetamina por la Garita de San Ysidro.

Ambos fueron aprehendidos tras el rescate de un empresario que estuvo secuestrado por tres días en la última semana de julio, quien fue plagiado de una llantera, luego que los delincuentes le poncharan el carro.

Felipe Avitia Serellana alias “Boca de Bagre”, presunto líder operativo del Cártel de Sinaloa, y tres personas más, dos mujeres y un hombre, fueron vinculados a proceso por delitos estipulados en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Foto: Zeta

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZETA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas