A nivel mundial, 60 mil millones de pollos son enviados al matadero cada año y en todo momento hay 20 mil millones de estas aves hacinadas en granjas industriales, denunció la organización internacional Igualdad Animal. “Hay tres pollos por cada ser humano en el planeta y su vida es una verdadera pesadilla”, destacó la ONG. Por ello trabajó durante un año en la obtención de imágenes en granjas industriales, con lo que los consumidores podrán observar –gracias al uso de la tecnología inmersiva de 360º– el terror que viven las aves destinadas para el consumo humano y con ello opten por tomar decisiones “compasivas” a la hora de comprar alimentos.

ADVERTENCIA: EL VIDEO QUE SE COMPARTE A CONTINUACIÓN CONTIENE IMÁGENES FUERTES. SE RECOMIENDA DISCRECIÓN.

Ciudad de México, 15 de diciembre (SinEmbargo).– La organización internacional Igualdad Animal (IA) muestra, por primera vez en el mundo y a través de los ojos de los pollos destinados al consumo humano, la realidad que viven esas aves en las granjas industriales.

Las imágenes obtenidas por la ONG, con presencia en siete países, se captaron durante todo 2016 y corresponden a decenas de granjas existentes en México, España, Italia, Alemania e Inglaterra; no obstante, de acuerdo con Dulce Ramírez Islas, directora ejecutiva de IA en el país, las prácticas que exhiben son comunes en todo el mundo, tal como lo muestra el proyecto iAnimal.

En entrevista para SinEmbargo, la activista denunció que en todas las granjas a las que accedieron lograron observar que las prácticas son las mismas, aunque varía el uso de tecnología. “El proceso de crecimiento acelerado, enfermedades, muertes agónicas y hacinamiento de pollos es una constante. Probablemente lo que diferencia a México es el involucramiento de menores en la crianza, movilización y matanza”, dijo.

A nivel mundial, recordó Ramírez, 60 mil millones de pollos son enviados al matadero cada año y en todo momento hay 20 mil millones de estas aves hacinadas en granjas industriales. “Hay tres pollos por cada ser humano en el planeta y su vida es una verdadera pesadilla”, lamentó.

En el caso de México, cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), muestran que en 2015 se produjeron 3 millones 175 mil toneladas de carne de pollo. Además, el primer Estudio Latinoamericano de Consumo y Bienestar Animal, realizado por World Animal Protection (WAP) reveló recientemente que los mexicanos tienen preferencia por este tipo de carne, ya que el 83 por ciento dijo comprarla al menos una vez por semana.

La animalista expuso que la vida de un pollo criado para carne es muy corta, apenas dura 21 días cuando –en condiciones de bienestar– podría llegar a ser de 10 años y pese a ello, su breve existencia está inmersa en intenso sufrimiento.

En México, los animales alcanzan los 400 gramos –peso deseado para su consumo– en sólo siete semanas, para ser enviados al matadero, explicó. Previo a ello, dijo, al interior de las granjas sufren fracturas en sus extremidades, no son capaces de levantarse a consecuencia del peso y las enfermedades, además se pisan y pican entre ellos por alcanzar agua y alimento.

“Los pollos enfermos o heridos mueren agónicamente sin ninguna atención veterinaria”, dijo.

Por si fuera poco,los animales son seleccionados genéticamente para crecer lo más rápido posible, por lo que la carne que se consume es en realidad de animales jóvenes, “prácticamente bebés”, comentó.

Ante esta situación, Ramírez destacó la urgencia y necesidad de dar a conocer aquello que la industria cárnica oculta y con ello lograr que los consumidores elijan sus alimentos con consciencia.

“Todo aquello que daña a los animales tiene que salir a la luz para que la sociedad esté informada sobre el impacto que tienen nuestras decisiones y nuestros hábitos de consumo sobre los animales. El objetivo de este proyecto es educar e informar para ayudar a lograr un cambio positivo para los animales. Esperamos que al estar informada, la gente opte por la compasión y deje de incluir a los animales en su plato”, apuntó.

REALIDAD VIRTUAL PARA CREAR CONSCIENCIA

El video lanzado este día es el segundo trabajo del proyecto de realidad virtual iAnimal diseñado por la organización internacional, en la voz de la artista y tatuadora Kat Von D. En el primero mostraron cómo es la vida de los cerdos en la ganadería industrial y es narrado por el conductor de televisión Marco Antonio Regil.

“iAnimal ha permitido que miles de personas conozcan la crueldad que viven los animales en la industria cárnica como nunca antes. La realidad virtual es tan poderosa para poner a los espectadores en el lugar de los animales, que les resulta imposible quedarse impasibles ante el sufrimiento animal”, comentó Ramírez.

Igualdad Animal está llevando su proyecto a universidades de varios países, entre ellos México, España, Estados Unidos, Alemania, Italia e Inglaterra. Además ha enviado equipos de realidad virtual a más de cien organizaciones alrededor del planeta con el fin de que utilicen iAnimal en sus campañas educativas.

Actualmente IA está desarrollando la aplicación gratuita iAnimal donde los usuarios podrán descargar los videos de realidad virtual del proyecto para facilitar su difusión.

AUTORIDADES DEBEN PROTEGR A LOS ANIMALES, URGEN

La activista reclamó que a los animales se les considere como máquinas de producción y que las leyes sean injustas para los destinados al consumo, en especial para los pollos, ya que “las autoridades avalan estos estándares de producción sin importar que ello implique tortura y sufrimiento”, dijo, y aseguró que se protegen “intereses meramente económicos”.

“En México, existe la urgente necesidad de que se implementen las consideraciones que ya existen en favor de estos animales dentro de la industria y se castigue a quienes no las apliquen. Evidentemente a eso hay que agregar revisiones legales en materia de crueldad animal en todo el país y a nivel federal, es decir, que también se considere a los animales de granja dentro de de los códigos penales que dictan como delito maltratar y abusar de los animales considerados de compañía”, urgió.

La NOM-033-ZOO-1995, por ejemplo, avala la muerte por desangrado o por corte de yugulares y carótidas, pero con previo aturdimiento, mismo que en muchas ocasiones no se lleva a cabo.