La Ley de Seguridad Interior fue aprobada la madrugada de este viernes en el Senado de la República, con 71 votos a favor del PRI y  sus aliados del PAN y del PVEM, y con 34 en contra de la oposición, además de tres abstenciones. La legislación ha sido rechazada por organizaciones, artistas e incluso por organismos internacionales debido a que contiene una definición excesivamente laxa de las situaciones en que las autoridades podrían usar la fuerza, incluso en el contexto de movilizaciones de protesta.

Para el sacerdote y activista Alejandro Solalinde Guerra, la Ley de Seguridad Interior es un intento de la Presidencia y el PRI para activar el fraude en las elecciones de 2018 y perpetuarse en el poder utilizando al Ejército.

En una protesta contra la Ley, el actor Diego Luna pidió a través de su cuenta de Twitter: “Cuando veas en la boleta PRI, PAN o PVEM recuerda que son los que ni a la ONU ni a la CNDH quisieron escuchar. ¿Crees que te escuchen a ti?”.

Ciudad de México, 15 de diciembre (SinEmbargo).- La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos calificó hoy de “lamentable” que el Senado de México haya aprobado la nueva y polémica Ley de Seguridad.

“Para la Oficina es lamentable que haya sido aprobada”, afirmó en una rueda de prensa la portavoz de la Oficina, Elisabeth Throssell.

“No creemos que sea un paso positivo”, señaló, e indicó que la posición personal del alto comisionado, Zeid Ra’ad Al Hussein, es que el principal valedor de la seguridad nacional sea la Policía no las Fuerzas Armadas.

“El país debería centrarse en reforzar la Policía nacional y no convertir a las Fuerzas Armadas en una parte fundamental de la seguridad interna”, concluyó, y recordó que la Oficina ya se posicionó en contra de la Ley con anterioridad.

La Senadora del PRI Cristina Díaz Salazar terminó una aireada presentación del dictamen con las palabras:

“Queda claro: no se militarizan las calles; al contrario, se pone orden”.

Pero la Ley da facultades de policía al Ejército mexicano.

Varios grupos de Trabajo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como diversos relatores especiales han criticado la ley por el peligro que existe de que incremente las violaciones a los derechos humanos en el país.

Estas instancias que velan por las libertades fundamentales han recordado que en el pasado integrantes de las Fuerzas Armadas han perpetrado “numerosos” y graves abusos a los derechos humanos y que en “muchos” de los casos estos crímenes han quedado impunes.

Miguel Barbosa (Morena) y Emilio Gamboa (PRI) discuten durante la sesión, esta madrugada, en el Senado. Foto: Cuartoscuro

La Ley de Seguridad Interior fue aprobada la madrugada de este viernes en el Senado de la República, con 71 votos a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y  sus aliados de Acción Nacional (PAN) y de Verde Ecologista (PVEM), y con 34 en contra de la oposición, además de tres abstenciones. La votación se dio luego de más de 12 horas de discusión.

A casi finalizar el periodo ordinario de sesiones, los senadores avalaron en lo general y en lo particular la Ley de Seguridad Interior, pese a que fueron reservados todos los artículos. El dictamen fue enviado a la Cámara de Diputados, en donde el PRI planea aprobarlo este mismo día.

La ley está enmarcada en la guerra contra al narcotráfico que ha sacudido al país durante los últimos 10 años y cobrado al menos 2010 mil vidas, de acuerdo con el número homicidios entre el 2007 y el 2016.

La legislación también faculta al Presidente de la República para convocar un estado de Seguridad Interior en un lugar determinado del país por un plazo de hasta un año, en el que la oposición ve una subordinación del poder civil al militar.

Los nombres de los 20 senadores que decidieron por 119 millones 530 mil 753 mexicanos –que es la población que se calcula hasta 2015, tomando en cuenta el Censo de 2010.

ACADÉMICOS, ARTISTAS Y ONGs CONTRA LA LEY

Para el sacerdote y activista Alejandro Solalinde Guerra, la Ley de Seguridad Interior es un intento de la Presidencia y el PRI para activar el fraude en las elecciones de 2018 y perpetuarse en el poder utilizando al Ejército.

“Estas Fuerzas Armadas ya se politizaron. Lo que sucedió fue que, a través de los altos mandos, ya están al servicio del PRI-Gobierno, al servicio del régimen y al servicio de la oligarquía”, dijo en entrevista para el diario Noroeste.

“Y cuidado, porque además de todos los defectos que tiene esta ley que se hizo en lo oscurito, está mal hecha, está incompleta, es insuficiente. Además va a ser un instrumento indispensable que necesita el Ejecutivo para el fraude electoral del 2018, que ya piensa perpetrar”, agregó.

El investigador Edgardo Buscaglia consideró que la Ley de Seguridad Interior “salió de un Estado fallido y de una mente fallida”. Dijo que todo mexicano lúcido debería unirse, no sólo para protestar, sino para presentar una contrapropuesta o alternativa a ella.

“Hace años y años les advertí que México iba a caer en un mafio-autoritarismo que intentaría legalizar la censura y la represión extrajudicial. VEAN como se va cerrando el círculo de la #mafiocracia con la #LeyDeRepresionInterior y con esto otro”, escribió en su cuenta de Twitter.

En una protesta contra la Ley de Seguridad Interior, el actor Diego Luna pidió a través de su cuenta de Twitter a los ciudadanos recordar las acciones de los políticos cuando emitan su voto en los próximos comicios.

“Cuando veas en la boleta PRI, PAN o PVEM recuerda que son los que ni a la ONU ni a la CNDH quisieron escuchar. ¿Crees que te escuchen a ti?”, escribió.

Anoche, el Ángel que se pintó de rojo en protesta por la Ley de Seguridad. Foto: Twitter @diegoluna_

Jaime Cárdenas, profesor e investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), escribió en su cuenta de Twitter que la Ley de Seguridad interior es un golpe de Estado y un fraude a la Constitución.

“Nos coloca en circunstancias dictatoriales. El titular del Ejecutivo Federal no tiene contrapesos. Se violenta el principio de división de poderes, el federalismo y múltiples DDHH. Tragedia nacional”, explicó.

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos lamentó la aprobación de la Ley en la Cámara de Senadores.

“El @senadomexicano ha fallado como contrapeso democrático. La respuesta a las amplias preocupaciones de organismos internacionales, expertos y expertas así como la ciudadanía en general, fue votar el Proyecto de #LeydeSeguridadInterior apresuradamente”, escribió en Twitter.

En un hecho sin precedentes, la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos rechazó la Ley de Seguridad Interior y exhortó a las fuerzas políticas a iniciar un diálogo incluyente con la sociedad civil y la academia.

La politólogo Denisse Dresser escribió: “Yo sí he leído la minuta de la #LeydeSeguridadInterior al igual que la ONU, Alto Comisionado para Derechos Humanos, CNDH, cientos de académicos/expertos en seguridad nacionales e internacionales. Quienes no la han leído son los Diputados y Senadores que están votando por ella”.

La Senadora Layda Sansores, del PT, escribió en su cuenta de Twitter luego de la aprobación de la Ley: “Se cerró esta puerta, pues hagamos otra. Habrá que acudir a la Suprema Corte, a los organismos internacionales. Estamos indignados.Traemos el llanto degollado, pero las arterias vivas. A ustedes senadores sátrapas, les sobrevivirá la vergüenza”.